Las autonómicas no renuncian a la publicidad

Alberto Surio.mediaset.es

 

El director general de EITB y presidente de la FORTA, Alberto Surio, ha defendido el modelo mixto de financiación (fondos públicos e ingresos por publicidad) de las televisiones públicas autonómicas, que les permita mantener su apuesta por unos contenidos "de calidad, cercanos al ciudadano y perfectamente engarzados en el servicio público de televisión".
"El modelo mixto permite también dinamizar la economía, porque buena parte de esos contenidos los crea la industria audiovisual de las autonomías, y abrir ventanas específicas a anunciantes autonómicos", ha señalado durante su intervención para ofrecer las conclusiones generales de la jornada Neotelevisión, construyendo el futuro de la televisión pública, celebrada este miércoles en Bilbao.
En primer lugar, ha defendido, en nombre de la FORTA, "más que nunca el servicio público de televisión", porque considera que es necesario el servicio público de televisión "como garantía de la defensa de los valores ciudadanos" y ha recalcado, "no sólo la defensa de los consumidores, sino de los ciudadanos".
"Defendemos la complementariedad de los modelos, uno no excluye al otro, sino que lo complementa y beneficia a los ciudadanos", ha indicado.
Asimismo, ha manifestado que la televisión pública autonómica es un "elemento clave en la defensa de la diversidad cultural y lingüística de España".
"Somos activos defensores de esa pluralidad, de su dimensión política y de su dimensión social", ha añadido.
Según ha aseverado Surio, la televisión pública autonómica contribuye de forma activa a la actividad económica de los diferentes territorios, impulsa a todos los sectores audiovisuales, crea industria y genera puestos de trabajo.
Además, ha dicho que la televisión pública autonómica "propicia la proximidad, la cercanía al ciudadano y a sus necesidades de información y de entretenimiento mediante una programación adecuada, generalista y abierta".
En esta línea, ha señalado que la televisión pública autonómica "defiende la participación política, la libre opinión, y contribuye a fomentar la pedagogía de la participación, apuesta por la innovación, por difundir las nuevas tecnologías y por integrarlas en la estructura general del servicio público".
Respecto a su coste, ha afirmado que la televisión pública autonómica está inmersa en un proceso de redimensionamiento.
"Somos conscientes de que debemos ajustar el tamaño a sus necesidades reales y a los objetivos que se marca como servicio público. Por eso debe apostar también por mantener el principio de austeridad, la racionalización de los recursos, la eficiencia, la transparencia y la apuesta por los valores de lo público", ha agregado.
Por ello, ha abogado por reforzar la unión de las televisiones autonómicas y complementarla de tal forma que FORTA siga siendo un "referente" en el mercado y permita aumentar su influencia, al tiempo que ha apostado por una televisión pública generalista, abierta a todos los televidentes, con áreas de programación que despierten el interés de la mayoría de la gran base social ciudadana.
Para lograr los objetivos de un servicio público de calidad, ha considerado que los entes autonómicos necesitan contar con instrumentos estables de financiación que permitan crear un tiempo de seguridad y definan con claridad las obligaciones del servicio publico de televisión.