Las autonómicas, al rescate de La Sexta

Hamilton en el GP Italia 2008.EFE
Mediapro compra unos derechos. La Sexta, participada por la productora de Jaume Roures, los compra en exclusiva. Y posteriormente intenta rentabilizarlos con la complicidad de las cadenas autonómicas. Esta fórmula ya se empleó en la Liga, y se volverá a repetir en la explotación de la fórmula 1.
En 2007, Mediapro compró  los derechos del Mundial de automovilismo para el periodo 2009-2013. Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco -que hasta ese momento retransmitía el campeonato-, aseguró que la oferta de la productora de Roures prácticamente triplicaba lo que se pagaba entonces.
200 millones a repartir en cinco años. la TDT de pago , pero el Gobierno no acaba de dar luz verde a esta vía. Una de las ventanas que permitirían rentabilizar la inversión hubiera sido 
Y luego están los derechos en abierto. Televisión Española y La Sexta se presentaron a la subasta, que se adjudicó a esta última, donde Mediapro tiene intereses como socio de Imagina, que forma parte del conglomerado de productoras españolas que comparten accionariado con la mexicana Televisa.
Aún no se han hecho público el balance de 2008 -en el que todas las cadenas han sufrido las consecuencias de la crisis de los mercados-, pero según los datos depositados en el Registro Mercantil, La Sexta registró unas pérdidas de explotación de 166.230.523 euros en 2007, y de 198.466. 232 en 2006.
Para 2009, las previsiones no son nada halagüeñas. Y el descenso en los ingresos procedentes de la publicidad hacen dudar de que sea posible recuperar la inversión solo con anuncios, según expertos del sector.
Así, y La Sexta está llegando a acuerdos con las cadenas autonómicas para subcontratarles la señal. Según El Confidencial, cada una pagará cuatro millones de euros por temporada a la privada. siguiendo el modelo de la Liga (que comparte con Canal 9, TV-3, Aragón TV, 7RMurcia, TVCanaria, IB3 y TVG),
Una portavoz de La Sexta confirma que ya se ha cerrado con la catalana, la canaria, la balear y la murciana, y que se negocia con otras, sin precisar.
Una de las dudas que plantea este contrato es la de qué valor añadido pueden ofrecer las autonómicas -excepto, quizás, las que tienen idioma propio-, cuando ya La Sexta sirve la señal en sus territorios.
Las cadenas de titularidad pública aseguraban esta semana -en - que "están aquí porque son necesarias y hacen una televisión responsable y pegada a la realidad", dicen en una nota, "sin necesidad de recurrir a programas que buscan la audiencia y la rentabilidad comercial a cualquier precio". respuesta a una entrevista del consejero delegado de Telecinco en El Mundo
Las cadenas autonómicas asociadas en la FORTA también comparten a partir de la próxima temporada los derechos de la Liga de Campeones con TVE en abierto. Los de pago están en manos de Mediapro.