La canción que ofendió a los gay, segunda en Sanremo

Marco Carta, ganador de Sanremo.mediaset.es
El cantante Marco Carta, de 23 años, con La forza mía (Mi fuerza) ganó la 59 edición del festival de Sanremo, seguido de Povia, que defendió el tema Luca era gay , en el que se dice que la homosexualidad se cura, lo que ha suscitado las iras de los grupos homosexuales.
Marco Carta, nacido en Cagliari, la capital de la isla de Cerdeña, saltó a la fama el pasado año al ganar el concurso musical Amici , organizado con estilo academia y alumnos internos por el canal de televisión privado Canale 5, de Mediaset.
Carta, según los analistas del festival de la canción, se alzó con la victoria en la final gracias al voto mayoritario emitido por teléfono por los jóvenes, que le han seguido en su corta, pero fructífera carrera.
Su hasta ahora único álbum, Ti rincontrero ha ganado un disco de platino.
En la canción se habla de un joven, Luca, que era homosexual pero que "se curó y volvió a ser normal tras casarse felizmente con una mujer".
El presidente de Arcigay, el colectivo homosexual más importante de Italia, Aurelio Mancuso, afirmó que se trata de una canción que ofende a millones de personas, a la vez que denunció las bromas del presentador del festival, Paolo Bonolis, que consideró homófobas.
El ex diputado y presidente del Gaynet Franco Grillini dijo que es "muy triste" que Povia llegase a la final y que ello representa "una página negra de la canción italiana".
Según Grillini, Luca era gay supone una "cínica operación de desprestigio de los homosexuales, para agrado de la opinión pública que odia a los diferentes, de la derecha reaccionaria y del integrismo católico".
 A la final llegaron también veteranos de la canción italiana como los siempre seguidos Albano, Fauto Leali, Marco Massini, Patty Pravo y Pupo.
El festival, seguido desde su nacimiento con pasión por los italianos, ha logrado este año una audiencia superior al 43%, resultado considerado "magnífico" por la organizadora RAI (la televisión pública).