El capitán Silvestre atraca el 'Alakrana' en Valencia

Miguel Ángel Silvestre, en la presentación de 'Alakrana' en Valencia.mediaset.es

.

En octubre de 2009, un grupo de piratas somalíes secuestró un pesquero vasco durante 47 días en medio del Océano Indico. Antes de la liberación de los marineros, Jorge Guerricaechevaría ya trabajaba en el guión de una miniserie. Un año después, en el marco de la Mostra de Valencia, Telecinco presenta Alakrana, proyecto con el que Miguel Ángel Silvestre -ahora, capitán del atunero- regresa a televisión.  
Es una "combinación explosiva" de géneros, en opinión del director, Salvador Calvo (Paquirri, La Duquesa): thriller, aventura, drama social, tintes ecologistas... Y no sólo cuenta la historia desde el punto de vista de los marineros, ha explicado Calvo en rueda de prensa, rodeado del equipo de la tv-movie. También se cruzan las tramas que explican cómo los piratas llegan a cometer la tropelía, o entra en las intrigas políticas que se desarrollan en paralelo al secuestro, mientras se negocia la liberación.
El guión, cuenta Guerricaechevaría (Goya por Celda 211), se ha construido sobre las declaraciones a los medios de comunicación de las 36 víctimas y sus familias. "Es uno de los guiones en el que menos he tenido que inventar", reconoce. Pero no a partir del testimonio directo, ya que "por prescripción médica", apunta Calvo, los marineros no deben revivir aquellos días.
Así que, para trabajar el personaje, Silvestre se hizo a la mar tres días con una familia de pescadores vascos. Ha recordado en la rueda de prensa cómo fue dura aquella experiencia, hasta que el último día pudieron recoger las redes, y entonces vivió, ha confesado, el "subidón de la anchoa".
Y para acercarse al otro lado de la historia, el intérprete se sirvió de largas confidencias con algunos de los actores que interpretan a los piratas, muchos de ellos actores reclutados en la calle, y que no llegaron a España precisamente por la puerta grande. Con ellos aprendió algo del "drama" de la miseria, y esas charlas le animaron a invitar a los espectadores a "abrir los ojos" ante la tragedia que viven los que se ven obligados a dejar su hogar para buscar un futuro mejor en otro lugar. 
Este "proyecto osado", en opinión de Álvaro Augustin, director general de Telecinco Cinema, se ha rodado en España -en un barco anclado en aguas de Barcelona en el que onvivieron durante cinco semanas y llegaron a sentir "la sensación de secuestro", cuenta Calvo- y Senegal. Acompañan a Miguel Ángel Silvestre, entre otros,Francesc Orella, Cristina Plazas, Irene Montalá, Antonio Velázquez o Juan Carlos Vellido.