'Ocho apellidos catalanes', único filme español entre los más vistos de Europa

.

Las taquillas de cine de los 28 países europeos batieron récord en 2015 y recaudaron cerca de 7.300 millones de euros, un 16% más que el año anterior, y el nivel más alto registrado por el Observatorio Audiovisual Europeo desde que comenzase en 1992 a analizar estos datos, aún provisionales. La única película española que ha conseguido colarse en los rankings europeos es Ocho apellidos catalanes, de Telecinco Cinema, octava cinta europea más vista, con 5,1 millones de entradas vendidas. En todo caso, las primeras 20 películas en el ranking de las más vistas en Europa son mayoritariamente estadounidenses.
La película más taquillera en Europa en 2015 fue Star Wars: Episodio VII, con 39,7 millones de entradas vendidas.
Según el Observatorio Audiovisual Europeo, el aumento registrado en las taquillas europeas en 2015 se ha debido a un mayor precio de las entradas (que subieron de los 7 a los 7,5 euros de media), así como a un mayor número de tiques vendidos, que crecieron un 7,4% con respecto al año anterior, alcanzando los 976 millones; el segundo nivel más alto registrado en los cines de la UE en los últimos diez años.
Sólo en 2009, los cines vendieron un mayor número de entradas, por Avatar y por el inicio del 3D. Según este estudio de datos provisionales, cada europeo fue al cine una media 1,9 veces el año pasado.
Este aumento de la recaudación también se debe a un año muy bueno en Reino Unido e Irlanda, que recaudaron 400 millones de euros en 2015, un 30% más; seguidos por Alemania, que consiguió 187 millones de euros, un 19% más.
El aumento de la venta de entradas, en comparación con 2014, se debió a blockbusters estadounidenses, principalmente a Star Wars, con 39,7 millones de tiques vendidos; Minions, con 39,5 millones; y la última entrega de James Bond, Spectre, con 37,9 millones de entradas repartidas. En 2013 y 2014 ninguna película alcanzó las 30 millones de entradas vendidas.
Como años anteriores, la taquilla estuvo dominada por secuelas y precuelas que supusieron nueve de los diez principales títulos.
Las películas made in Hollywood obtuvieron una cuota de mercado estimada del 64%, un poco más que el 63,2% de un año antes.
En 2015, solo dos películas europeas alcanzaron el top 20 de las películas más vistas, el thriller francés Taken 3, con 8,9 millones de entradas vendidas; y la comedia alemana Fack ju Göhte 2, con 8,6 millones.