Un comerciante palestino reclama 75 millones a Letterman y a CBS por difamación

.

Ante esto, Cohen dijo que preparó la reunión en Cisjordania con la ayuda de un agente de la CIA. Además indicó que temía por su seguridad y entrevistó al "terrorista" en un lugar secreto elegido por Abu Aita.
Del mismo modo, agregan que toda acusación o insinuación de que Abu Aita ha estado o está vinculado a la Brigada de los Mártires de Al-Aksa u otra actividad terrorista es "totalmente falsa e inexacta".
Éstos dicen haber sido engañados para que pensaran que el proyecto era un documental en torno a la pobreza. Varias de las demandas han sido desechadas.
En concreto, la demanda interpuesta la semana pasada por en un tribunal del Distrito de Columbia, exige una compensación de 110 millones de dólares (75 millones de euros) por daños, después de que . Aita apareciera en la película Bruno como un terrorista y que en el programa televisivo se hicieran comentarios semejantes al respecto
Según señala la víctima, en la película Bruno el protagonista viaja a Medio Oriente para buscar la paz. Ahí le entrevista y en la secuencia lo identifica como miembro de la milicia Brigada de los Mártires de Al-Aksa.
Durante la promoción de la cinta, el actor Sacha Baron Cohen (al que también se menciona en la denuncia) (en la imagen) pregunta al intérprete por su encuentro con un "terrorista". acude a The late show of David Letterman en donde el showman
El comerciante palestino ha decidido actuar y ha interpuesto una demanda en la que asegura que es "un comerciante cristiano y una persona amante de la paz que detesta la violencia".
En la demanda publicada por The Hollywood Reporter se puntualiza también que antes de la película Abu Aita "gozaba de buena reputación por su honestidad y por su espíritu pacífico" en su comunidad, una imagen que podría haberse visto dañada por el filme.
En este sentido, indican que la vinculación con un gay en la película podría ponerle en peligro.
No es la primera denuncia que Cohen sufre como consecuencia de sus polémicas películas.
El actor británico ya ha tenido que enfrentarse a numerosas demandas . En concreto, los residentes de una aldea rumana le piden 20,4 millones de euros en indemnizaciones. por su anterior trabajo, Borat