Los secuestradores de Espinosa y Vilanova no plantean "ninguna demanda concreta"

Pedro J. Ramírezmediaset.es

.

El grupo rebelde sirio Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL) no ha puesto todavía "ninguna demanda concreta" para el rescate de los periodistas españoles Javier Espinosa (corresponsal de El Mundo en Siria) y Ricardo García Vilanova (fotógrafo y camarógrafo freelance), secuestrados el pasado 16 de septiembre cuando acompañaban a milicianos de otro grupo de la oposición siria, según han explicado el portavoz de las familias de ambos, el periodista Gervasio Sánchez, y el director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez.
En este sentido, los portavoces de los periodistas han explicado que durante los últimos meses se han estado llevando a cabo "gestiones" para ponerse en contacto con los secuestradores y han apuntado que las últimas informaciones, recibidas hace un mes y aportadas por testigos que les habían visto, aseguraban que los dos periodistas "están vivos y están siendo bien tratados".
"No hemos recibido más información de ellos desde entonces, no queremos levantar falsas expectativas", ha explicado Sánchez, aunque Pedro J. Ramírez ha aclarado que con frecuencia los occidentales son considerados en la zona como un "activo" al que "podrán sacar rendimiento en algún momento".
El portavoz ha explicado también que se ha silenciado el secuestro a petición de las familias de los periodistas secuestrados y de quienes están participando en las gestiones para su liberación tras haber recibido respuesta por parte del grupo islamista afirmando únicamente que estaban "comprobando si son periodistas", en lugar de espías.
Tras un "tiempo prudencial" que los responsables del periódico y los representantes de las familias han considerado suficiente como para realizar estas comprobaciones, han decidido hacer pública la situación de Espinosa y García Vilanova para dar a conocer la labor de los dos profesionales y, así, evidenciar los beneficios de su labor a favor de los derechos humanos y del sufrimiento de las víctimas en el conflicto armado, según han explicado.
Con este objetivo, la esposa de Javier Espinosa, la periodista Mónica García Prieto, especializada también en el conflicto sirio y que, además, está llevando a cabo las labores de contacto con el grupo armado sobre el terreno, a través de sus contactos en Beirut (Líbano), ha hecho público un comunicado a través de YouTube en el que destaca la labor de su marido, así como la de García Vilanova y la del periodista de El Periódico de Catalunya Marc Marginedas, también secuestrado.
En el vídeo, García Prieto asegura que tanto ella como los periodistas secuestrados "han antepuesto la tragedia de la población siria a su propia vida y a sus propias familias" porque consideran que "el pueblo sirio necesita su trabajo".
Por ello, ha apelado a la responsabilidad del pueblo sirio y del grupo rebelde para que "honren la revolución que ellos han protegido" y les liberen.
Respecto a esto, el director de El Mundo ha asegurado que "quienes más están sufriendo el cautiverio son quienes están esperando que en Siria se respeten los derechos humanos, porque está haciendo que se extienda un manto de oscuridad sobre lo que está ocurriendo en Siria".
"Bastaría con que pudieran entender los artículos de Javier para que se dieran cuenta de hasta qué punto son nobles e idealistas y de la falta de contenidos polémicos en sus artículos", ha asegurado.
Según la información aportada por el portavoz de las familias y Pedro J. Ramírez, actualmente se desconoce si los dos periodistas están juntos, aunque han detallado que ambos fueron capturados el mismo día y en la misma región cuando acompañaban a un grupo de milicianos que ya han sido liberados y han podido contar el transcurso de los primeros días.
Asimismo, han detallado que el Gobierno de España conoce el secuestro de los dos periodistas desde el primer día y Pedro J. Ramírez ha dado "por sentado" que está llevando a cabo gestiones para lograr que sean liberados, aunque ha afirmado desconocer qué medidas está tomando.
En cualquier caso, Sánchez ha asegurado que tiene "serias esperanzas" de que tanto los tres periodistas españoles serán liberados, así como los de otros países y en que será "lo más pronto posible".
"Desde el mismo momento en que tuvimos conocimiento y confirmación del secuestro de los tres periodistas españoles hemos estado en contacto permanente con las familias y hemos hecho gestiones a todos los niveles para intentar saber cuál es su situación y para acelerar su regreso a casa, que es lo que a todos nos tiene que importar en estos momentos", ha dicho el ministro de Asuntos Exteriores, García Margallo.
"El Gobierno está implicado, lo va a estar como ha estado siempre en este tipo de situaciones y vamos a mantener una discreción absoluta en todos los demás aspectos que se refieren a este tema", ha zanjado.