Plantón de periodistas ante críticas personales de Pablo Iglesias

.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha aprovechado su regreso a la Universidad Complutense de Madrid, donde ha participado en la presentación del libro En defensa del populismo, para criticar la cobertura que hacen los medios de comunicación sobre su formación, con alusiones personales a algunos de los periodistas presentes, lo que ha provocado que los profesionales que asistían al acto hayan abandonado la sala. Iglesias ha comenzado su intervención en la presentación del libro de Carlos Fernández Liria avanzando que, más adelante en su charla, se referiría a la "relación freudiana" de Podemos con los medios. "Entre periodistas y Podemos se ha generado una cierta relación psicoanalítica para explicar varias cosas", ha avanzado.
"Les veo con cara de miedo por primera vez a los periodistas", ha afirmado tras lanzar sus primeras críticas, y después de haber ironizado también sobre el nivel de debate de la política española. "Estoy intimidado, uno viene de debatir con Mariano Rajoy (PP), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pedro Sánchez (PSOE), y esto es un poco mas difícil. No puedo decir que lo otro sea fácil pero esto es más difícil", ha asegurado.
Posteriormente, y tomando como ejemplo a uno de los periodistas de la sala (Álvaro Carvajal, de El Mundo), ha afirmado que los encargados de cubrir habitualmente a Podemos asumen que para "prosperar" en su carrera tienen que escribir noticias sobre el partido morado que "no tienen por qué ser verdad".
"Tengo que colocar noticias que digan que Podemos lo hace todo fatal", ha continuado, dando a entender que los medios de comunicación no hacen una cobertura objetiva de Podemos y que las noticias que publican sobre asuntos negativos no tienen base real sino un único interés de desprestigiar.
Así, ha asegurado que "buena parte de los periodistas" que les "siguen" están "obligados profesionalmente a hablar mal" de Podemos "porque así son las reglas del juego", aunque ha añadido que hay "algo bonito": que el hecho de que su partido sea "sexy" hace que a los periodistas les guste y les atraiga "su objeto de trabajo".
Los ataques a la labor periodística y las alusiones personales han provocado que gran parte de los informadores que cubrían el acto hayan abandonado la sala, e incluso hayan manifestado en público, antes de salir del recinto, que las palabras de Pablo Iglesias resultaban ofensivas hacia la labor que desempeñan y suponen un ataque a su profesionalidad.
Mientras los informadores desalojaban la estancia, el líder de Podemos ha vuelto a tomar la palabra para restar importancia a su comentario y asegurar que lo ha había hecho en un tono amable.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.