La televisión de pago llega al 22% de los hogares españoles

.

Un 21,9% de los hogares españoles está abonado a la televisión de pago (un 3% más que un año antes), según el último Informe sobre los consumos y gastos de los hogares españoles en los servicios de comunicaciones electrónicas, realizado por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y referido al primer semestre de 2011. La mayoría de los clientes se concentra en las poblaciones de entre 200.000 y 500.000 habitantes: el 32,1% de sus vecinos paga de una u otra forma por ver la tele. La menor penetración se da en núcleos de menos de 10.000 habitantes (14,7%).
Según las respuestas de los cuestionarios enviados a 3.164 casas, el año pasado el gasto medio en televisión de pago aumentó en tres euros (8%) respecto a 2010, y llegó a los 40,5 euros mensuales.
Entre los encuestados, el 73,7% explicó que solo disponía de televisión en abierto porque "nos resulta suficiente".
En cuanto al pago por visión, facturado separadamente del paquete o servicio de televisión principal, el desembolso por hogar fue de 40 céntimos de euro al mes. Un 90% de los domicilios que contrataron un servicio de televisión de pago no efectuaron compras de video bajo demanda o pago por visión.
El estudio pone de manifiesto que la televisión de pago es el servicio de telecomunicaciones minoritario.
En cabeza está la telefonía móvil, presente en el 91,7% de las casas; seguida de la telefonía fija (81,8%) e Internet (59,5%). Este último casi dobla el porcentaje registrado en el mismo periodo de 2006 (33%).
Por otra parte, los gastos de los hogares en los servicios de comunicaciones electrónicas descendieron "acusadamente" en el primer semestre de 2011.
En el caso de los hogares que contrataron servicios empaquetados de banda ancha, voz y televisión de pago, la disminución del gasto total facturado fue del 8,2%, hasta los 60,7 euros mensuales, mientras que el gasto de los hogares que contrataron telefonía fija sin otro servicio adicional cayó un 5%, hasta los 20,9 euros.