El consejero delegado de NBC Universal se marcha con diez millones por año trabajado

.

El consejero delegado de NBC Universal, Jeff Zucker, se embolsará entre 30 y 40 millones de dólares (entre 24 y 33 millones de euros) por abandonar su cargo poco después de que culmine la adquisición de ese gigante mediático a manos de Comcast, publica hoy el New York Post.
Zucker, que lleva al frente de ese grupo desde 2007, recibirá esa suculenta cifra como compensación por abandonar la dirección de la compañía cuando sea efectiva su venta a Comcast, una operación que General Electric (GE), conglomerado que controla el 80% de NBC Universal, anunció el pasado diciembre.
Pese a que en un principio iba a mantener el cargo de consejero delegado de NBC Universal, Zucker abandonará la compañía "un par de meses" después de que Comcast culmine la adquisición del 51% de las acciones del gigante mediático, asegura el diario, que cita a fuentes cercanas a la compañía.
La adquisición de NBC Universal, que ahora controlan GE y el francés Vivendi, por parte de Comcast podría producirse a principios de 2011, cuando las autoridades reguladoras estadounidenses den su visto bueno a una operación que dará al mayor grupo de cable de Estados Unidos el control sobre una de cada cinco horas de televisión emitida en este país.
El diario asegura que General Electric ha negado que estén ultimando los detalles de la marcha de Zucker, pero insiste en que éste ha hablado abiertamente "a numerosos amigos suyos" de que dará por roto su contrato -recientemente ampliado hasta 2013- cuando Comcast tome el control.
Le sustituiría en el cargo , también según el Post, el actual director de operaciones de NBC Universal, Steve Burke. Según detalla el diario, Zucker -que llegó a la compañía en 1986, tiene un salario de algo más de cinco millones de euros al año y opta además a varias compensaciones extraordinarias- estaría interesado en pasarse ahora al mundo de la política.