El culebrón zombi

Robert Kirkman (izquierda) y Andrew Lincoln.PIPO FERNÁNDEZ PARA FOX

 .

Es la "telenovela" del género zombi. Y a mucha honra. Para Robert Kirkman, lo importante de su cómic The Walking Dead -que se ha adaptado en una serie que Fox estrena el 5 de noviembre (22.50)- son los personajes y sus pasiones e impulsos. Esos seres humanos convertidos en la auténtica amenaza, y no los muertos vivientes que aparecen detrás de cualquier esquina, tras un cataclismo que devastó la Tierra. La producción llega a España -y a otros 119 países- sólo cinco días después de su emisión en la estadounidense AMC, donde se ha convertido en el primer episodio más visto en ese canal de cable.
Al frente de los supervivientes está Rick Grimes, interpretado por Andrew Lincoln, que, como Kirkman, ha viajado a Madrid para promocionar la serie y defender que no es "una serie sobrenatural, los zombis son sólo una excusa", sostiene.
Lincoln (el amigo secretamente enamorado de Keira Knightley en Love Actually) no conocía el cómic cuando recibió el guión. "Me emocioné mucho", apunta. Y reconoce que jugó con ventaja para ganarse el papel protagonista, cuando se presentó al casting diez días después de nacer su hijo y, "en consecuencia, sin dormir, como un verdadero zombi".
Debía ser lo más parecido a aquello que imaginó Kirkman para su tebeo: . Asumido el caos, se encargará de buscar un lugar seguro en el que sobrevivir junto al resto de humanos y prepararse para hacer frente a los zombies. un ayudante de sheriff que al despertar del coma -tras ser herido en una persecución- debe enfrentarse al apocalipsis
Kirkman participó en la selección de los actores. "Nunca buscamos que se parecieran físicamente a los personajes del cómic, pero por una casualidad cósmica, al final...", se felicita el guionista y coproductor ejecutivo. Que ha trabajado mano a mano con ). Frank Darabont (tres veces candidato al Oscar y director de Cadena perpetua y La milla verde
"Tengo celos de él" y "estoy avergonzado", bromea. "Hay cosas que él ha añadido que me hubiese gustado crear a mí cuando hice por primera vez el cómic", señala.
The walking dead debutó con récord de audiencia (5,3 millones de espectadores) el pasado domingo en Estados Unidos y se convirtió en el mejor estreno de una producción enel canal de cable AMC, que también emite Mad Men.
De no desplomarse, estos resultados garantizan una segunda temporada. Si AMC renueva, Lincoln tiene trabajo garantizado para los seis próximos años. Algo que no puede decir la mayoría de sus compañeros de serie. Que, el guión manda, puede convertirse en una de las que más renueve el reparto. Los muertos vivientes vienen sedientos de sangre.