El 13 también da mala suerte en la fórmula 1

Fernando Alonso, tras su retirada en Bélgica.mediaset.es

.

El 13 fue el número de la mala suerte en Spa Francorchamps. Desde esa posición partió Fernando Alonso, y esos puntos de cuota de pantalla perdió la retransmisión de La Sexta respecto a la misma carrera del año pasado: 27,2% frente al 41% de 2008.
Una media de 2.914.000 aficionados siguieron el GP de Bélgica de 2009, frente a los 4.455.000 que lo hicieron 12 meses antes frente a la señal de Telecinco.
Queda así una vez más en evidencia que las audiencias de la fórmula 1 corren en paralelo al papel que juega el piloto asturiano en la fórmula 1.
Así, la única prueba que hasta ahora ha mejorado los resultados del año pasado fue la disputada siete días antes en Valencia. En 2008, Alonso se retiró en la primera vuelta, y asistieron a la carrera completa una media de 2.736.000 espectadores (27,4%), frente a los 2.784.000 (30,2%) que vieron este mes de agosto el GP de Europa.
En Hungría se volvió a constatar el creciente desinterés de los aficionados españoles: La Sexta reunió a que los que congregó Telecinco en 2008. 2.034.000 alonsomaniacos (20,7% de cuota de pantalla), 1.682.000 personas y 16,6 puntos menos
Antes, en Alemania, se quedaron por el camino 1.332.000 espectadores (y 13,4 puntos de cuota), ya que sólo consiguió congregar a 2.609.000 (25,7%).
La prueba de Silverstone fue vista por 3.094.000 personas, casi dos millones menos (1.850.000) que en el GP de Inglaterra de 2008. En cuota, La Sexta (28%) cedió 17 puntos en comparación con la anterior retransmisión en Telecinco (45%).
Y otra vez en España, el GP de Montmeló (Barcelona) del 10 de mayo registró un 32,1% de cuota y fue visto por 3.910.000 aficionados en La Sexta, casi millón y medio menos que un año antes, y 11,3 puntos menos de share.