Madonna y un anuncio de Doritos, lo más visto en la historia de la Super Bowl

.

Lo más visto en la noche del gran duelo entre los Giants de Nueva York y los Patriots de Nueva Inglaterra no fue el partido. Durante la Super Bowl 2012, los minutos que más atención recibieron por parte de la audiencia fueron los momentos que coincidieron con la actuación musical de Madonna intentando emular la exótica belleza de una emperatriz y un spot de Doritos protagonizado por un perro.
El partido de fútbol reunió a 111.300.000 espectadores y un 71% de share en la NBC. Una cifra que le convirtió en el más visto en la historia del evento deportivo principal del año en Estados Unidos. Según los datos de Nielsen, entre el 45% y el 50% de los hogares estadounidenses con televisión siguieron el partido que ganaron los Giants por 21-17 a los Patriots en el Lucas Oil Stadium de Indianápolis.
Sin embargo, los minutos más vistos de la noche no coincidieron con el evento deportivo en si, sino con el espectáculo musical de la diva del pop. El espectáculo de Madonna fue visto por 114 millones de personas, un promedio incluso mayor al del propio partido. Su actuación fue, a su vez, el espectáculo de medio tiempo de la Super Bowl más visto hasta ahora, explican los datos de Nielsen.
Por su parte, un anuncio de Doritos en el que un Gran Danés soborna a un preocupado dueño que busca a su gato perdido fue el spot más visto de la noche, según la lista elaborada por TiVo de los diez anuncios más vistos durante el partido.
Habría que ver hasta qué punto tuvo algo que ver en ello la campaña lanzada por la marca Doritos, conocida como Crash the Super Bowl. Se trata de un concurso en el que la marca invita a los consumidores a grabar sus propios anuncios caseros, y cuyo ganador opta a un millón de dólares (762.622 euros) para quien logre que su anuncio sea el más visto durante el descanso de la Super Bowl.
Una vez más la final de fútbol americano ha sido una inversión segura para la cadena de televisión NBC, que ha transmitido el partido, y que ha logrado 250 millones de ingresos (más de 190 millones de euros) con la venta de los 45 minutos dedicados a la publicidad y 3,5 millones de dólares (2,7 millones de euros) por cada anuncio publicitario de 30 segundos.
A quien podría salirle cara la noche es a M.I.A., si la Comisión Federal de Comunicaciones decide finalmente multar a NBC por retransmitir la peineta que levantó durante su actuación con Madonna y Nicki Minaj en el descanso, pues sería ella quien tendría que hacer frente al pago.
Según informa TMZ, M.I.A. firmó un contrato con la Liga Nacional de Fútbol Americano en el que accedía a compensarles si la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. decidía imponer multas por la retransmisión del concierto durante el intermedio.
Puede que el contrato en cuestión sea una medida preventiva de la Liga Nacional después del escándalo de 2004, cuando Janet Jackson enseñó un pecho en un directo junto a Justin Timberlake. Aquello la costó más de 400.000 euros a la cadena CBS.