Los españoles de la Liga van a la huelga por el reparto de los derechos de televisión

Huelga Liga.Afemediaset.es

.

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha convocado un paro indefinido, a partir del fin de semana del 16 y 17 de mayo, por su "exclusión total" en la elaboración del Real Decreto para la venta centralizada de los derechos de televisión de los clubes de fútbol, aunque tendió una "mano al diálogo" al Gobierno para tratar de evitar la huelga. "Los futbolistas hemos decidido parar conscientes de que tenemos razón. Nos sentimos fuertes en esa sensación de que hacemos lo que debemos hacer. No es una medida de fuerza sino de defensa ante lo que entendemos como una vulneración de nuestros derechos", indicó el presidente de la AFE, Luis Rubiales.
El presidente de la AFE, que compareció rodeado de jugadores como los madridistas Iker Casillas y Sergio Ramos, los azulgrana Xavi Hernández, Andrés Iniesta y Gerard Piqué o el atlético Gabi, explicó que los futbolistas están "a favor" de la venta centralizada de los derechos de televisión porque una mayor entrada de ingresos significa sinergias positivas en el fútbol, pero en contra de cómo se ha hecho la norma.
"Se ha excluido de forma total a la AFE en contra del mandato de la Subcomisión de Deporte del Congreso de los Diputados. Cuando llegó al cargo (el secretario de Estado para el Deporte, Miguel) Cardenal me dijo: 'Te quiero aquí, con la Liga y la RFEF, para negociar el decreto', pero a los 15 días ya desaparecimos", lamentó Rubiales.
Entre los puntos discordantes con el nuevo Real Decreto aprobado el pasado 30 de abril figuran la "desaparición" de las garantías salariales para los futbolistas, que sí existen para Hacienda o la Seguridad Social, apuntó Rubiales, y la "falta de representatividad y reconocimiento" del sindicato por parte del Ejecutivo, subrayó el vicepresidente de AFE, Vicente Tito Blanco.
Asimismo, el sindicato lamentó que en otros países del entorno como Inglaterra o Francia el retorno para los jugadores sea del 1,5 y 1,09% de los derechos de televisión, lo que se traduce en 23 y 7 millones de euros respectivamente. "Estamos pidiendo que se destine un porcentaje directo", señaló Blanco.
Por otra parte, el gerente de AFE, Luis Gil, denunció que el reparto entre la Liga BBVA y Adelante es del 90 y 10%, y ellos abogan por un "80 y 20" para evitar la fuga de talentos a otras ligas extranjeras, donde la proporción es del 79-21 y 81-19 en el caso de la Bundesliga y la Liga francesa.
Gil calificó asimismo como "algo tremendo" la modificación del artículo 76.3 de la Ley del Deporte, que, según la AFE, permite a la patronal de clubes sancionar a equipos y futbolistas en casos como el del futbolista del Getafe Pedro León o decretar algunos ascensos o descensos de categoría.
Acerca de una posible solución, el máximo representante de la AFE tendió una mano al diálogo al secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, pero advirtió de que quiere que se apliquen estos cambios.
"Hay cosas por las que no podemos pasar y que nos dejan desprotegidos. El Gobierno ha cometido errores que tiene la necesidad de solucionar. No es un decreto justo porque se ha dado a una parte todo y a otra no. Creo que esta situación límite no debe ocurrir, pero nos tenemos que sentar en un sillón a la misma altura", indicó.
Asimismo, aseguró que la negociación con Hacienda del porcentaje 85%-15% en los derechos de imagen de los futbolistas no es el motivo del paro sino el Real Decreto de la venta centralizada de los derechos de televisión. "Estamos hablando con otros ministerios, que sí nos han dado la posibilidad de hablar, pero aquí no", comparó.
La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ya ha anunciado que denunciará ante la Audiencia Nacional  a la AFE por convocar la huelga.
La patronal que preside Javier Tebas considera que si la huelga acaba siendo declarada "ilegal" -con la suspensión de las jornadas de Liga aludidas en dicha convocatoria-, la Liga procederá a la "petición de daños y perjuicios correspondientes".
"La LFP quiere reiterar su sorpresa ante los actos manifiestamente ilegales en los que RFEF y AFE están incurriendo, dado el grave perjuicio que pueden ocasionar a sus afiliados. La LFP no va a dejar de defender los derechos de sus afiliados en cuantas instancias sean necesarias", finaliza el comunicado.