Telefónica ofrece 1.350 millones por los derechos internacionales de la Liga

barcelona-levantemediaset.es

.

Telefónica ha presentado una oferta de 1.350 millones de euros a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) por la explotación de los derechos televisivos audiovisuales en el extranjero en los próximos tres años, según han explicado fuentes cercanas al proceso. En concreto, la compañía, que ya cuenta con los derechos del Barcelona, Real Sociedad, Celta y Espanyol, ha ofrecido 450 millones de euros fijos por cada año. La oferta se ha realizado directamente a la LFP.
Ésta, por boca de su presidente, Javier Tebas, considera"insuficiente" esta propuesta, porque espera "recaudar más" con las gestiones de Mediapro Sports, a la que designó recientemente como agente negociador de estos derechos como compensación a que la productora de Jaume Roures cedió a la Liga los 38 clubes que tiene en cartera.
La oferta de Telefónica supone 50 millones de euros más de los comprometidos por Mediapro, que garantizaba el pago de 400 millones de euros si era designada como agente para negociar la venta de sus derechos internacionales, han explicado las fuentes.
La patronal de los clubes comunicó el pasado 19 de junio que había llegado a un acuerdo con 38 clubes de las Ligas BBVA y Adelante para adelantar la venta conjunta de sus derechos audiovisuales a 2015-16, pero le faltan los cuatro que han cedido sus derechos a Telefónica, con el Barcelona como el de más relevancia.
"Esperamos que el concurso de los derechos sea a partir del día 6 de julio y habrá varios lotes de derechos audiovisuales. Entonces extenderemos un período de diez o doce días de recepción de ofertas por parte de los operadores que estén interesados en cada uno de los lotes", añadió Tebas.

En otro orden de cosas, Tebas recalcó que la celebración del Mundial de Catar en un período invernal podría suponer para la Liga española una pérdida de unos 65 millones de euros.
"Esto es como si a una fábrica de helados que lleva muchos años haciéndolos en verano, le dices que este año lo haga en invierno. Pues esta fábrica pierde ingresos y le puede llevar a la ruina. En el fútbol es una cosa similar: cambiar a noviembre hace que la competición esté parada y los daños a los operadores de televisión es terrible", añadió.