Conflicto diplomático a cuenta de los guiñoles

.

El embajador de España en Francia, Carlos Bastarreche, enviará una carta al director de Canal + Francia en protesta por la "falta de ética" que percibe en los guiñoles que parodian a deportistas españoles, a los que caricaturiza dopándose.
Así lo ha anunciado el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, que considera que las parodias emitidas recientemente por Canal + sobre Alberto Contador, Rafael Nadal, Pau Gasol e Iker Casillas, son de un "extraordinario mal gusto", de una "profunda falta de ética" y además, "hacen economías serias con la verdad".
En rueda de prensa conjunta con el comisario europeo de Industria, Mercado Interior y Servicios, el francés Michel Barnier, García-Margallo ha reconocido que el Gobierno está "extraordinariamente preocupado" por la sucesión de imágenes "denigrando el deporte español", cuyos triunfos "son un hecho objetivo y absolutamente indiscutible".
Tras manifestar su respeto a la libertad de información, el ministro ha considerado que ésta tiene un límite en "la dignidad y el honor de las personas".
 "Sin querer ofender a nadie", García-Margallo ha indicado que, con datos de 2011, los casos de dopaje en Francia fueron mayores que en España. Si la media mundial de casos fue de 361, en Francia se dieron 233 y en España "solo 171".
El embajador en Francia, siguiendo instrucciones de García-Margallo, remitirá además un comunicado a todos los medios de comunicación del país vecino en el que subrayará el compromiso del Gobierno y de la sociedad españolas contra el dopaje.
Estas acciones se sumarán a la carta que el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, remitirá al ministro de Deportes francés, David Douillet, lamentando lo sucedido, si bien reconocerá que el Ejecutivo de ese país "tiene poco que decir" en este tema, pues se trata de una iniciativa de una televisión privada, ha explicado el ministro español. En la misiva resaltará las buenas relaciones que España y Francia mantienen en todos los ámbitos, también en el deporte.
García-Margallo tiene previsto hablar con los deportistas que han salido "bastante mal parados" en los guiñoles y a quienes el ministro trasladará su solidaridad y la de todo el Gobierno y su orgullo por los triunfos que han conseguido.
Barnier ha dado su opinión "personal" sobre el tema y ha recomendado "distanciarse" de los guiñoles cuando a uno le parodien, como él ha vivido también en carne propia. "Tienen una influencia limitada y hemos aprendido (en Francia) a no hacer comentarios porque no resulta útil", ha señalado.