TVE se disculpa por tirar en la Vuelta con una moto al ciclista Sergio Paulinho

Paulinhomediaset.es

.

La dirección de Televisión Española (TVE) ha lamentado el incidente sucedido el miércoles 2 de septiembre en la 11ª etapa de la Vuelta a España, cuando una moto de la cadena pública que emitía señal en directo y el ciclista Sergio Paulinho (del Tinkoff-Saxo) colisionaron. En la considerada como etapa reina de la ronda, que partió desde Andorra la Vella y llegó al puerto de Cortals d'Encamp, con seis puertos de montaña, Paulinho y una moto de TVE impactaron nada más empezar, en el kilómetro 5 de la misma.
"TVE lamenta este incidente y las lesiones que ha sufrido el corredor. TVE ha hablado tanto con Paulinho como con el director del equipo, Patxi Vila, para interesarse por el estado del ciclista, al tiempo que le ha transmitido su pesar por lo ocurrido", reza un comunicado de la cadena pública.
Tras los abandonos forzados de Peter Sagan y Paulinho, el equipo Tinkoff-Saxo no abandonará la Vuelta tras acordar con la organización de la ronda española, la UCI y TVE una serie de medidas cautelares para garantizar la seguridad de los corredores, pero se retirará si no se observan.
Paulinho

Antes del inicio de la 12ª etapa, entre Escaldes-Engordany (Andorra) y Lleida sobre 173 kilómetros, los directores del Tinkoff-Saxo se reunieron en el bus del equipo con el director de la Vuelta, Javier Guillén, comisarios de la UCI y representantes de TVE, donde se acordaron varias medidas para la seguridad de los ciclistas.
Así, el director de carrera comunicará por radio a todos los vehículos que la seguridad del ciclista es el primer y máximo objetivo y que no deben tomar riesgos para obtener imágenes o fotografías de los corredores. Esta es la principal medida tomada por parte de La Vuelta y Unipublic para evitar una hipotética fuga del Tinkoff-Saxo, que ha perdido a Peter Sagan y Sergio Paulinho por sendos incidentes con motos.
Además, la distancia mínima entre los vehículos motorizados y los ciclistas se dobla de los cinco metros actuales a los diez. La organización también revisará por completo la situación de todos los conductores, incluyendo sus licencias, cualificaciones y experiencia, para asegurarse que están plenamente capacitados para llevar a cabo su trabajo con seguridad.
Tras la etapa, tendrá lugar una nueva reunión para discutir en profundidad las nuevas medidas a tomar, así como tratar los problemas sucedidos, para encontrar una "solución viable a largo plazo" que garantice la seguridad del ciclista y de sus equipo. "Esperamos que esta segunda reunión cierre este caso", señala el Tinkoff.