80 despidos en Telemadrid

La dirección de Telemadrid ha informado al sindicato UGT sobre su intención deen, al menos, 80 personas y de amortizar las 31 plazas que están pendientes de convocatoria. reducir la plantilla del ente público Radio Televisión Madrid
La portavoz de UGT en Telemadrid, Maite Treviño, ha informado en un comunicado de que la dirección del ente público  reducirá la plantilla de acuerdo con los presupuestos de este año, una pérdida de empleo que no incluye a los 44 directivos, que son, actualmente, "el doble que hace cinco años".
Además, en los planes de la dirección está amortizar 31 plazas firmadas, acordadas y dotadas presupuestariamente en su día, y que están pendientes de convocatoria.
La dirección tampoco ha querido garantizar la renovación de los casi 60 contratos temporales que finalizan este mes de marzo, de los que 34 corresponden a operadores y ayudantes de cámara.
Un portavoz de Telemadrid ha dicho a Efe que "no es cierto el anuncio de despidos", en contra de lo afirmado por el sindicato.
Los contratos de los que se habla son eventuales y de obra, y "hasta que no lleguen a su finalización no se tomarán decisiones al respecto".
El portavoz ha asegurado también que la semana pasada como el ofrecimiento de contratos para nuevos programas y la posibilidad de acogerse a reducciones de jornada, "siempre con la intención de que no supongan la desvinculación de personal laboral con contrato por obra", propuesta que no ha obtenido respuesta. la dirección hizo una propuesta con varias medidas,
En el comunicado de la sección sindical de UGT en Radio Televisión Madrid se critica lo que considera una "sistemática destrucción de empleo que se está llevando a cabo en esta empresa y que parece va a ser su política durante este año 2009".
UGT reitera su disposición a seguir negociando hasta el último momento para llegar a un acuerdo que permita desconvocar la segunda jornada de paro -de dos horas- prevista para el próximo viernes, día 13.
La directora general de Radio Televisión Madrid (RTVM), Isabel Linares, anunció que los salarios de los trabajadores del ente público quedarían congelados en 2009 y que la plantilla se recortaría un 8%, con la supresión paulatina de los contratos por obra.