El director general de IB3 se va porque le recortan tres millones

Antoni Martorell.mediaset.es

.

El director general de la radio y televisión públicas de Baleares, IB3, Antoni Martorell, ha presentado esta tarde su dimisión al consejo de administración tras el recorte presupuestario del ente para este año de tres millones de euros, pese a que no ha llegado a los diez millones que pretendía el Govern balear.
A finales del año pasado, IB3 y el Ejecutivo autonómico suscribieron el primer contrato programa, y se fijó en 61,2 millones de euros el presupuesto de la radiotelevisión pública para 2010, lo que suponía un incremento del 40,2% respecto a 2009 (43,6 millones).
Con ocasión de una rueda de prensa, Martorell ha explicado que abandona su cargo por "motivos profesionales" y porque cree que "su presencia de aquí a las elecciones de 2011 tal vez no perjudique, pero no ayudará: Considero que en estos momentos no soy necesario", ha aseverado.
El "esfuerzo" presupuestario para este año exigido por la Conselleria de Economia y Hacienda era "imposible" de cumplir si se quiere "salvar el proyecto de país que es IB3" y, además, porque las cuentas del ente ya están comprometidas, ha defendido.
En este contexto, ha recordado que la negociación sobre la reducción presupuestaria de los próximos dos años se sitúa en el 5%, al tiempo que ha subrayado que la radio y televisión públicas dan trabajo a unos 2.000 profesionales de Baleares.
Martorell ha comenzado su comparecencia agradeciendo al presidente del Govern balear, Francesc Antich, su "comprensión" porque, finalmente, el presupuesto del ente se reducirá este año en tres millones.
A pesar de que existen "muchas leyendas urbanas, la televisión autonómica no tiene ninguna deuda" a día de hoy, ha subrayado el director general del ente. Básicamente, porque el Govern asumió con el contrato programa los140 millones que se arrastraban.
También ese acuerdo contemplaba la destitución de Martorell y su equipo si la desviación sobre el presupuesto supera el 10%.
Aunque es afiliado a Unió Mallorquina -fue jefe de prensa de Maria Antònia Munar cuando era presidenta del Consell de Mallorca- no tiene intención de dedicarse a la política, ha aclarado.
En opinión de Martorell, el trabajo que se ha realizado en la presente legislatura en la televisión y radio públicas corresponde al "encargo político" que le hizo el presidente y los partidos que apoyaron su nombramiento (PSIB-PSOE, Bloc y UM) con el fin de llevar a cabo una "tarea profesional".
Desde su nacimiento, IB3 se ha caracterizado por una enorme desviación presupuestaria. En 2005, con solo tres meses de emisiones, IB3 costó 37 millones, muy por encima de los 9,2 millones presupuestados, y en 2006 tuvo un coste de 72,6 millones frente a los 8,66 presupuestados.
La compra de derechos deportivos, como la Liga, la Champions y la fórmula 1 supone el mayor lastre en las cuentas de la cadena balear.
La oposición del Partido Popular acusó a IB3 de "despilfarrar"12 millones en recomprar a La Sexta el Mundial de Automovilismo.