Los distribuidores de videojuegos facturaron 1.450 millones de euros en 2007

La industria de los videojuegos facturó el año pasado 1.450 millones de euros y vendió 3,39 millones de equipos, lo que se traduce en sendas tasas de crecimiento del 50%.
No contento con este resultado récord, el presidente de la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (Adese), Alberto González Lorca, lamenta la falta de apoyo por parte del Gobierno español al desarrollo de contenidos, al tiempo que aboga por una legislación que penalice las descargas ilegales en la Red.
En la presentación del anuario del año 2007, González confió en que la aprobación de un marco regulatorio sobre estos dos aspectos permita a la industria duplicar su valor en un horizonte de entre dos y tres años.
"Pedimos un marco similar al que tienen Francia, Reino Unido o Canadá, que favorezca el desarrollo de la industria a nivel local. Ninguna industria se crea por generación espontánea", señala González.
González ha reconocido que la asociación se ha puesto en contacto con la Administración en varias ocasiones sin obtener ninguna respuesta.
El presidente de Adese, patronal que engloba a un 85% de las compañías de videojuegos en España, ha calificado la situación actual como "muy triste y preocupante", y aboga por educar a los consumidores acerca de las descargas en la Red.
"Entre los usuarios se ha generalizado la idea de que no hay que pagar por la protección intelectual en Internet", ha lamentado.
"Las labores que se están haciendo son muy cojas", ha dicho.
La industria de videojuegos creció un 16% entre los meses de enero y julio, periodo en el que la venta de software experimentó un incremento del 19%, según adelantó González, quien se mostró optimista de cara al cierre del año.
"En tiempos de crisis económica, es previsible que los resultados del sector sigan creciendo a buen ritmo en los próximos ejercicios", ha indicado Carlos Iglesias, secretario general de Adese.