El 20% de los edificios aún no ha adaptado la antena para la TDT

.

El Ministerio de Industria ha filtrado que el Gobierno de EEUU ha mostrado un "especial interés" por el proceso de la implantación de la TDT en España. Lo que no cuenta es si el Ejecutivo de Barack Obama sabe que, a menos de dos meses para el total apagón analógico, el 19,5% de los edificios con más de tres viviendas (unos 244.000) aún no ha adaptado la antena para una correcta recepción de la televisión digital terrestre.
Porque en el último trimestre de 2009 se realizaron 32.129 intervenciones en antenas comunitarias, una octava parte de las que quedan pendientes de ejecutar en menos de dos meses.  Impulsa TDT advierte, además, de que los edificios que quedan por antenizar "son los más complicados desde el punto de vista técnico, y de la toma de decisiones por parte de las comunidades de vecinos".
Desde hace meses, Impulsa TDT (la asociación que agrupa a los operadores nacionales y autonómicos y a Abertis) viene alertando contra los riesgos de "cuello de botella". No hay ya tiempo material para cumplir el calendario, y antenizar todas las viviendas pendientes antes del 3 de abril.
El otro problema para la total implantación de la TDT es el de la compra de sintonizadores para todas las televisiones, PC y DVD que lo necesiten.  Hasta la fecha se han vendido cerca de 25,5 millones, con el récord en el pasado mes de diciembre: 1.358.000 unidades. Contando con que el parque de televisores es, según la tercera ola del EGM de 2009, de 32,7 millones, faltarían cerca de siete millones de descodificadores, para garantizar al menos uno por vivienda.
Eso sin contar con que en 2009 se vendieron unos 91.000 televisores analógicos, que se irán a negro el próximo 3 de abril. 
En lo que va del mes de febrero, el consumo de televisión en sistema analógico todavía representa el 18,5% del total. El 58,9% de los espectadores ve la televisión a través de la TDT.