Arianna Huffington se reinventa para combatir el 'síndrome del quemado'

Arianna Huffingtonmediaset.es

.

Arianna Huffington ha anunciado su decisión de abandonar después de 11 años el cargo de editora jefe de The Huffington Post, diario online que fundó en 2005, para centrarse en el desarrollo y dirección de Thrive Global, firma dedicada a combatir el estrés y el síndrome del quemado (burnout).
"Pensé que The Huffington Post sería mi último acto. Pero he decidido dejar el cargo como editora jefa para emprender mi propia empresa, Thrive Global", ha comunicado la propia Huffington a través de su perfil oficial en la red social Twitter.
Según ha explicado la empresaria, Thrive Global quiere "cambiar la manera en que se trabaja" y acabar con la ilusión colectiva de que el síndrome del quemado es el precio del éxito. "Reduciendo el estrés y el cansancio podemos mejorar la salud de la gente e incrementar la productividad tanto de empresas como de individuos en todo el mundo", añadió Huffington.
De este modo, la startup fundada por la empresaria centrará su actividad en impartir formación, así como seminarios y cursos online por parte de expertos en áreas como la psicología, deportes, la productividad y el sueño.
"Construir algo desde cero no resulta más fácil porque ya lo hayas hecho antes", añadió Huffington al presentar en las redes sociales su nuevo proyecto profesional.
Asimismo, Huffington destacó que la primera ronda de financiación de Thrive estuvo liderada por Lerer Hippeau Ventures y también contó con la participación de otros inversores como Blue Pool Capital Greycroft Partners, Advancit Capital, FemaleFounders Fund, además de Zoë Baird, Nicolas Berggruen -con quien ha coincidido en la española Prisa-, Joanna Coles, Ray Dalio, Mohamed El Erian, Andre Iguodala y Sean Parker.
La compañía estadounidense de Internet AOL adquirió The Huffington Post en febrero de 2011 por 315 millones de dólares (285 millones de euros).
Arianna Huffington estuvo en el Consejo de Administración de Prisa hasta principios de año. Sigue vinculada al grupo como consejera de El País. "Sus compromisos profesionales le impiden continuar en el cargo con adecuada dedicación", explicó la empresa en su momento.