El beneficio de Netflix cae un 55,4%, mientras la cartera de clientes crece un 30%

Orange is the new blackmediaset.es

.

La compañía estadounidense de distribución de películas y series online Netflix obtuvo un beneficio neto de 22,3 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un descenso del 55,4% con respecto al mismo periodo de 2014, informó la empresa.
La compañía responsable de series como House of cards y Unbreakable Kimmy Schmidt destacó el impacto negativo de la fortaleza del dólar en sus resultados a nivel internacional.
La cifra de negocio de Netflix en los tres primeros meses del año alcanzó los 1.484 millones de euros, un 23,8% por encima del año anterior.
Por otro lado, la compañía estadounidense informó de que su cifra total de usuarios alcanzó los 62,27 millones en el primer trimestre, lo que supone un incremento de casi 14 millones en un año, de los que 41,4 millones estaban en Estados Unidos y 20,88 millones a nivel internacional.
De esta cifra, un total de 59,62 millones correspondían a suscriptores, frente a los 54,48 de finales de 2014 y los 46,14 millones del año anterior.
"Nuestro segmento internacional se vio impulsado por el fuerte crecimiento en más de 50 países, así como por el exitoso lanzamiento en Australia y Nueva Zelanda", aclaró la empresa, que a finales de 2015 se introducirá en nuevos mercados, comenzando por Japón.
De cara al segundo trimestre del año, Netflix confía en alcanzar los 64,7 millones de usuarios totales, de los que 62,47 millones serían suscriptores de pago.
Por otra parte, la tercera temporada de Orange is the new black no llegará a Netflix hasta el 12 de junio, pero la plataforma de visionado online ya ha decidido renovar la serie carcelaria por una cuarta entrega.
Así, Netflix ha extendido oficialmente la condena de las reclusas de Litchfield hasta 2016.
Orange is the new black se une así a las series ya renovadas oficialmente por Netflix: House of cards, que contará con una cuarta temporada, y Bloodline, del creador de Damages, que volverá con una segunda entrega.
De momento, la tercera temporada de la serie carcelaria marcará la vuelta de Alex (Laura Prepon) tras pasar un tiempo en libertad, junto con el regreso de Lolly (Lori Petty), que apareció en un episodio de la segunda entrega. También debutará Ruby Rose en el papel de Stella, el nuevo interés amoroso de la protagonista, Piper (Taylor Schilling).