'Time' designa a Donald Trump personaje del año por "demoler" la política

Donald Trump, portada de la revista TIMEmediaset.es

.

La revista Time ha designado al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, como la persona más relevante de este año, por su capacidad para revolucionar la política moderna a base de polémicas y de encendidos discursos. En el titular de portada juega con el nombre del país, y le designa el "presidente de los estados divididos de América".
La directora de la publicación, Nancy Gibbs, ha explicado que la cúpula de Time lo ha elegido "por recordar a Estados Unidos que la demagogia se alimenta de la desaparición y que la verdad en realidad es tan poderosa como la confianza en quien habla".
También ha destacado la capacidad del magnate neoyorquino para "dar voz a un electorado oculto divulgando sus iras y retransmitiendo sus miedos", dentro de una campaña con la que ha sido capaz de crear una nueva "cultura política" a costa de "demoler" la que hasta ahora existía.
Gibbs ha admitido en su artículo explicativo que no sabe si la creciente influencia de Trump ha sido "mejor o peor" para el país y el mundo, en la medida en que de momento "es difícil medir la magnitud de su irrupción" en la primera línea política.
Trump sucede a la canciller alemana, Angela Merkel, como la persona del año para Time, que cada diciembre otorga este reconocimiento simbólico al personaje político o social que más relevancia ha tenido durante los doce meses previos.
El año pasado, Trump cargó en Twitter contra la elección de Merkel: "Os dije que Time nunca me elegiría como persona del año a pesar de ser el gran favorito. Han elegido a una persona que está arruinando Alemania".
La revista también ha difundido una lista de finalistas en la que figuran, entre otros nombres, el de Hillary Clinton, rival de Trump en las recientes elecciones presidenciales. Además, aparecen los hackers, la cantante Beyoncé, los descubridores de la técnica de modificación genética CRISPR y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.