Mediaset insta al Gobierno a "impedir" el "nuevo atropello" del cierre de canales

Junta General de Accionistas de Mediaset España 2015mediaset.es

.

El consejero delegado de Mediaset España, Paolo Vasile, ha reclamado este miércoles el apoyo del Gobierno frente a la "injustificada incertidumbre" del sector televisivo, que, entre otros asuntos sin resolver, está pendiente de una nueva decisión del Tribunal Supremo que podría suponer el cierre de ocho canales de TDT. Durante su intervención en la Junta General de Accionistas de la compañía, Vasile ha hecho balance de la situación de Mediaset en el último año, preguntándose si una compañía que "puede exhibir estos logros merece vivir en la incertidumbre".
"Me pregunto si una compañía que puede exhibir con orgullo" logros como un resultado positivo aun en lo peor de la crisis (59,5 millones en 2014), un balance libre de deuda y el reparto de dividendo entre los accionistas, garantizando "la serenidad de las familias que viven de nuestro negocio", "merece vivir en la incertidumbre". "Me pregunto si el Gobierno de España debería apoyar y premiar a una empresa como Mediaset España o mantenerla en una injustificada incertidumbre. Estoy seguro de que tanto ustedes como yo tienen la respuesta", ha terminado su discurso dirigido a los accionistas.
En esta misma línea se ha mostrado el presidente del grupo, Alejandro Echevarría, quien ha criticado el "déficit de seguridad jurídica" en el sector ante "continuos e imprevistos cambios normativos y regulatorios".
En este sentido, ha recordado que, con la decisión del Supremo del año pasado de cerrar nueve canales, las televisiones se han visto "obligadas" a reclamar al Estado "indemnizaciones multimillonarias" para compensar las pérdidas, situación que podría repetirse este año.
"Aunque estamos seguros de que el Tribunal Supremo desestimará" la posibilidad de otro cierre de canales, "no podemos permitirnos este riesgo, cuya materialización retrotraería al sector audiovisual a la misma situación que tenía hace diez años. ¡Cuánto dinero y esfuerzo desaprovechados durante todo este tiempo!", ha lamentado.
En cualquier caso, ha recordado que "los más perjudicados" con esta decisión no serán las empresas televisivas, sino "los accionistas, los pequeños y los grandes y, en fin, la imagen de España en el plano internacional en términos de seguridad jurídica".
"Y resultarán igualmente perjudicados los televidentes, que verían cómo, escasamente en un año, la oferta televisiva se habría reducido en casi cuatro veces con la desaparición de 17 canales de televisión, lo nunca visto en una democracia occidental moderna", ha criticado Echevarría.
En esta misma línea, ha apuntado que tendría "escaso sentido" que se acabe de aprobar el nuevo Plan de la TDT, con un segundo proceso de migración de canales "farragoso y costoso", para ahora dejar a los espectadores "con una quinta parte de la oferta televisiva de la que disfrutaban hace un año".
"El Gobierno está obligado a impedir este nuevo atropello a la democracia, a la libertad de expresión, a la libertad de empresa y a la seguridad jurídica. Confiamos en que tome conciencia de la gravedad del asunto y solucione este problema con la máxima rapidez", ha añadido.
Los accionistas de Mediaset han aprobado el reparto de un dividendo, ordinario y extraordinario de 0,13 euros por acción en circulación y un pay-out del 80% del beneficio neto del año 2014, por un total de 46,7 millones de euros.