Las condiciones para la compra de La Sexta, ajustadas al mercado actual

Silvio Gonzálezmediaset.es

.

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) afirma en un comunicado que el motivo por el que las condiciones impuestas al proyecto de fusión entre Antena 3 y La Sexta sean "más exigentes" obedece a la situación actual del mercado.
Tras la negativa del grupo a aceptar el dictamen del organismo regulador, Competencia ha explicado que cada operación de concentración "debe analizarse de acuerdo con las circunstancias de oferta y demanda que caracterizan el mercado en el momento temporal en el que se realiza dicha operación de concentración".
"Es decir, no se ha analizado un mercado distinto al que se analizó en Telecinco/Cuatro, sino el mismo mercado en otro momento: ahora", puntualiza el texto, que añade que esta cuestión es conocida "perfectamente" por las empresas y se menciona "en repetidas ocasiones" a lo largo del informe emitido al respecto la semana pasada.
La CNC también detalla que "el mero hecho de que en una operación de concentración el número de oferentes en un mercado, como el de publicidad televisiva, pase de tres a dos operadores, en vez de cuatro a tres, genera en el primer caso mayores problemas de competencia, que deben ser compensados con remedios más estrictos que en el segundo".
En el caso de las limitaciones a las ofertas de publicidad televisiva que pueda realizar Antena 3 empaquetando varios canales de televisión, Competencia indica que serán posibles cuando la audiencia semestral media conjunta de estos canales empaquetados no supere el 18%, lo cual "no significa", según el organismo, que la cadena no pueda vender publicidad de canales que superen individualmente o en su conjunto el 18% de audiencia semestral media, "sino simplemente que tendrá que vender la publicidad de los canales que superen este límite de forma separada".
Asimismo, Competencia aclara que el límite de 18% corresponde con el techo máximo de audiencia semestral media que ha tenido Antena 3 en los últimos años, y asegura que se trata "exactamente" de la misma fórmula que se utilizó para calcular esta cifra en el caso de la fusión entre Telecinco y Cuatro, "dando lugar a un 22% por las diferentes audiencias".
Por otro lado, la CNC ha asegurado que, en los últimos años, se han desarrollado en España prácticas comerciales en materia de publicidad que no existen en otros países de Europa ya que, en España, la televisión pública nacional no comercializa ningún tipo de publicidad televisiva por lo que "no hay competencia" para Mediaset ni Antena 3 en el mercado de la publicidad televisiva.
Asimismo, a diferencia de otros países europeos, Competencia subraya que no existe en España ningún regulador audiovisual que tenga como "objetivo expreso" supervisar la actividad de comercialización de publicidad televisiva, previniendo la introducción de prácticas comerciales que puedan perjudicar la competencia y a los consumidores.
Por último, afirma que el mercado de publicidad televisiva en España ha pasado de ser un mercado competitivo con cinco grandes operadores nacionales -RTVE, Telecinco, Antena 3, Cuatro y La Sexta- a ser un mercado que tiende al duopolio entre Antena 3 y Mediaset, circunstancia que, según Competencia, "está perjudicando a las empresas que demandan publicidad televisiva, que son más reticentes a sacar nuevos productos de gran consumo y promociones, por el mayor coste que tiene anunciarlos, lo que en última instancia está perjudicando a todos los españoles".