Competencia prorroga por dos años las condiciones de la fusión Antena 3-La Sexta

Atresmediamediaset.es

.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decido prorrogar durante dos años más las condiciones a las que se sometió el acuerdo de fusión entre Antena 3 y La Sexta, autorizado por el Consejo de Ministros el 24 de agosto de 2012. Aquel acuerdo autorizó dicha operación de concentración, sometida al cumplimiento de determinadas condiciones, relacionadas con la publicidad, la adquisición de contenidos audiovisuales, las obligaciones de prestación periódica de información y la televisión en abierto, que tendrían una duración inicial de tres años.
Transcurrido dicho plazo, la comisión valoraría si se había producido una "modificación relevante" en los mercados afectados por la fusión, que permitiera mantener, adecuar o suprimir las condiciones por un período adicional de dos años.
En la resolución previa a la adopción del acuerdo de concentración por parte del Consejo de Ministros, la extinta CNC determinó que con la fusión se reforzaba "de forma significativa el poder de mercado de Atresmedia en el mercado de publicidad en televisión, y se favorecía la creación de un duopolio de facto entre Atresmedia y Mediaset".
Una vez transcurrido el periodo inicial de tres años, la CNMC considera que la situación competitiva del mercado de publicidad en televisión en España no ha mejorado desde entonces.
En concreto, la extensión de la pauta única a los canales de La Sexta junto a las políticas comerciales de empaquetamiento de canales y fórmulas de negociación de precios publicitarios, "ha empeorado la presión competitiva".
Además, entiende que la reducción en el número de canales emitidos por Atresmedia no ha influido en sus ratios de audiencia e inversión publicitaria.
"Tampoco han desaparecido los riesgos de efectos restrictivos sobre la competencia en los mercados de televisión en abierto y adquisición de contenidos. En gran medida, la competencia en estos mercados está determinada por la situación competitiva del mercado de publicidad en televisión", ha señalado.
Asimismo, la CNMC señala que dadas las distintas ventanas adquiridas por las televisiones en abierto y de pago, y el lento desarrollo de los operadores OTT (over the top), "la presión competitiva que estos ejercen como demandantes de contenidos audiovisuales sobre los operadores de televisión en abierto no es lo suficientemente fuerte como para disciplinar el comportamiento de las televisiones en abierto".
La CNMC rechaza así la propuesta de prórroga parcial de las condiciones que había solicitado Atresmedia, si bien considera necesario realizar un seguimiento de los mercados para analizar cómo puede afectarles la futura finalización de las condiciones impuestas a Mediaset en virtud de la concentración de Telecinco y Cuatro, a la luz del cual se valorarán, en su caso, las condiciones impuestas.