Vasile: "Es más sincera una curva de audiencia que la opinión de cualquier gurú"

Paolo Vasilemediaset.es

.

Trabaja en una profesión con exámenes diarios. La nota llega alrededor de las ocho de la mañana, cuando Kantar publica las audiencias de la víspera. Y esa puntuación es la que importa a Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España, que ha repasado el sector en el transcurso de una conferencia celebrada en el marco del FesTVal de Vitoria. "Escuchamos lo que dice el público a través de lo que hace (con el mando a distancia), no de lo que dicen otros. Es el que me da la verdadera información, por cómo huye, cómo vuelve... Es más sincera una curva de audiencia que la opinión de cualquier gurú", sentenció.
En un momento especialmente "oscuro", Vasile defendió que la televisión "sigue siendo central en la vida de los ciudadanos". Y recordó que el consumo (minutos que cada espectador se sienta cada día frente a la pantalla) no para de crecer, porque este medio ha sabido jugar la baza de la compañía: "Mi papel no es educar ni cambiar a la gente, sino acompañarle", apuntó.
En su revisión del sector, Vasile aplaudió la fusión Antena 3-La Sexta. Tras unos años convulsos (recordó desde el lanzamiento de Quiero TV al de los canales Cuatro y La Sexta, entre otros "desastres"), "hay que celebrar que el río ha vuelto a su cauce. Es necesario un sector ordenado, bien dimensionado, que es un seguro de vida para todos, para las empresas y para los que trabajan en ellas", defendió.
"Si el sector va mal, ninguna empresa podrá ir bien", añadió. "Hoy está como debes estar. Si luego va mal, ya será culpa nuestra".
"Siete años después, después de muchos muertos y heridos"... se ha demostrado que cuatro cadenas generalistas "no pueden vivir". "Nos podríamos haber ahorrado este experimento", lamentó.
También en este tiempo se ha multiplicado el número de canales, donde empresas como Telecinco "han pasado de ser una cadena generalista a una compañía generalista", con siete cadenas "pensadas para ser complementarias": Telecinco, Cuatro, FDF, Boing, La Siete, Divinity y Energy. Cada una de ellas dirigida a un perfil de público concreto, y por ello perfilado para los distintos anunciantes.
Es por este cambio -y porque "no podemos seguir vendiendo la publicidad en bloque"- por lo que Vasile reclama un encuentro entre anunciantes, agencias y cadenas para "estudiar la manera de sacar provecho de lo que estamos haciendo". "Tenemos un coche de 500 caballos para ir a 80 por hora", añadió.
Vasile defendió el papel de la televisión pública en España, al tiempo que opinó que RTVE "dispone de una cantidad grandísima de dinero", para que funcione "es suficiente con que dejen de saquearla. En ese momento despega".
"Si TVE estuviera por encima de Telecinco estaría más tranquilo", confesó, porque lo contrario "alimenta el victimismo". Y exigió claridad en los contratos que firma la cadena pública en derechos como la Champions, que podrían haberse adjudicado las cadenas que se gestionan con capital privado.
El consejero delegado de Telecinco abogó por que la televisión "rechace la tentación de cabalgar la calle, el descontento", y que contagie positividad. "Una televisión no puede ir bien en un pais que va mal".
Y por último apuntó que es el momento de "ser prudentes. Pero no para que no se enfade el Gobierno. La prudencia se la debemos a los españoles, no al Gobierno".