Mediaset España, la "televisión que no excluye a nadie"

mediasetmediaset.es

.

Azul (Telecinco y Boing), rojo (Cuatro y La Siete), verde (FDF), fucsia (Divinity) y negro (Energy). "Mediaset España es la única televisión de colores". En la Junta General de Accionistas celebrada en la madrileña sede de la compañía, el consejero delegado, Paolo Vasile, ha defendido la programación de Mediaset, "una televisión que no excluye a nadie". Y ha garantizado la calidad de la oferta "desde el respeto a la libertad de los espectadores de elegir su espacio favorito".
La junta de accionistas ha aprobado las cuentas de 2011, en las que destaca como principal hito la integración de Cuatro. 1.009.330.000 euros de ingresos de explotación (un 18% más que un año antes); unos costes de 844.801.000 euros; un beneficio de explotación de 164.529.000 euros; y un beneficio neto de 110.519.000 euros.
Todo ello, gracias al liderazgo de audiencia. Telecinco, con casi tres puntos más de cuota que su ¡nmediato competidor, Antena 3; y Cuatro, medio punto más que La Sexta. Y como grupo, diez puntos por delante de su inmediato seguidor en la televisión comercial.
Ante los accionistas, el presidente de Mediaset España, Alejandro Echevarría, ha destacado la "posición de privilegio" del grupo "a la espera de un cambio de tendencia" en las condiciones del mercado (repunte de la facturación publicitaria, entre otros), que permita rentabilizar "al máximo" la inversión.
Los accionistas dieron luz verde al reparto de dividendo de 55 millones de euros, que representa un 50% del resultado consolidado neto. Echevarría ha explicado que se ha decidido así por prudencia, para evitar el endeudamiento, y para disponer de fondos suficientes para "acceder a cualquier oportunidad que pueda surgir en momentos tan turbulentos".
En su discurso, el presidente de Mediaset ha recordado que la compañía, con una capitalización a cierre de ejercicio de 1.794 millones de euros, es líder en el sector media, y la cuarta en Europa, por detrás de ITV, ProSieben y Mediaset Italia.
En su repaso al sector, Echevarría ha denunciado el "grandísimo desfase" entre los ingresos de Televisión Española, "ya ajustados a su naturaleza de servicio público", y unos gastos que "ni siquiera en una televisión privada tendrían justificación". También ha tachado de "insuficiente" la supresión de publicidad en TVE "pues sigue siendo una televisión comercial" por sus contenidos.
Asimismo ha reclamado una "necesaria revisión" de la Ley de Propiedad Intelectual que habilite "eficaces herramientas contra la piratería". Y ha cuestionado el canon obligatorio para la producción de cine, que "no sirve para arreglar los problemas que sufre este sector, que son conceptuales y estructurales".