1995-1999, el lustro de oro de la ficción en Telecinco

Médico de familiamediaset.es

.

Las bases sentadas por Telecinco en el ámbito de la ficción propia dan sus frutos en el segundo lustro de la cadena, con el éxito de Médico de familia: la boda de los míticos Nacho y Alicia registró una media de 10.847.000 espectadores y un 60% de share.
Telecinco marca en esta etapa un punto de inflexión en la historia de televisión en España con la decidida apuesta por la ficción en diversos géneros.
Periodistas, una de las primeras series de corte profesional estrenada en España, galardonada con un Premio Ondas, un Fotograma de Plata y dos premios de la ATV.
El Super: historias de todos los días, la primera serie nacional de ficción diaria en una cadena generalista.
Al salir de clase, la primera producción de corte juvenil, cuya emisión alcanzó 1.199 entregas y fue cantera de actores como Elsa Pataky, Alejo Sauras, Pilar López de Ayala, Rodolfo Sancho, Lucía Jiménez, Hugo Silva o Sergio Peris Mencheta.
Mediterráneo, la primera serie grabada íntegramente en escenarios exteriores
El comisario, la primera serie ambientada en el ámbito policial, de la que se emitieron 12 temporadas.
Siete vidas, la primera sitcom con público, ganadora de un Premio Ondas, dos TP de Oro, dos Fotogramas de Plata y 5 Premios de la ATV, entre otras distinciones.
Todos los hombres sois iguales -ganadora de un Premio Ondas y un Fotogramas de Plata- y Querido maestro.
Caiga quien caiga
En el apartado de producción externa, Telecinco sigue demostrando su buen criterio a la hora de elegir series de éxito y estrena con excelente acogida Expediente X y Ally McBeal.
El espíritu innovador se extiende a los espacios de producción propia y se materializa en programas de producción propia, casi todos en directo, que abrieron nuevas franjas inexploradas por la televisión, que hicieron trasnochar a los espectadores, que divirtieron por igual a jóvenes y mayores, que forjaron la cercanía de la cadena con su público y que aún hoy siguen creando escuela:
Las novedosas técnicas de realización y el sentido del humor aplicado a la crónica social de ¡Qué me dices!.
Esta noche cruzamos el Mississippi
El reporterismo irónico de los hombres de negro que formaron los diversos equipos de Caiga quien caiga.
El informativo desenfadado y divertido de El informal.
La cercanía de testimonios en talk shows como Ana.
La combinación de información y entretenimiento en las mañanas de Día a día.
El tono canalla y provocador pasada la media noche de Esta noche cruzamos el Mississippi, con el que Telecinco apostó por la inexplorada franja de late night.
Crónicas marcianas, el late show más visto de la historia de la televisión.
Estos y otros espacios se erigen actualmente como exponente de esta etapa dorada en la que Telecinco se convierte en la primera televisión comercial que alcanza la rentabilidad.
La cadena también lleva a cabo además en esta época un cambio de imagen y de filosofía que se refleja en su identidad corporativa y también en sus Informativos , con la incorporación de nuevos presentadores bajo la dirección de Juan Pedro Valentín, la inclusión de nuevos espacios de análisis como La mirada crítica, la implantación en 1998 de la primera redacción digital en España y la creación de Atlas, su propia agencia de noticias, hoy referente entre las agencias audiovisuales.
El sello generalista de Telecinco y la calidad de sus contenidos hacen que la cadena se convirtiese en 1997 en soporte comercial más demandado por los anunciantes de la época, una ventaja que Publiespaña amplificó gracias a la cercanía con sus clientes y al espíritu vanguardista aplicado a la búsqueda de fórmulas publicitarias integradas con el contenido e innovadoras en su planteamiento. Nacían así las Iniciativas Especiales en forma de telepromoción, euroclaqueta y teletienda, convirtiendo a Telecinco en el único soporte del país en ofrecer estas rompedoras formas de publicidad.
Telecinco culmina esta etapa con la llegada de Paolo Vasile en marzo de 1999 como consejero delegado, artífice de un modelo empresarial y de gestión con el que a partir del año 2000 la cadena se erigirá como referente de rentabilidad e independencia y que, cuatro años después, le llevará a protagonizar una de las salidas a Bolsa más exitosas de nuestro país.