'Pocoyó' paga "religiosamente" a sus bonistas

Pocoyómediaset.es

.

El presidente y socio fundador de Zinkia, José María Castillejo, ha rechazado cualquier comparación con Nueva Rumasa y Pescanova, ya que la firma ha sido "totalmente transparente" con su segunda emisión de bonos, en la que ofrece un cupón anual del 11%, al tiempo que ha asegurado que la compañía es "seria" y "no quiere coger el dinero y salir corriendo".
"El regulador tiene mucho miedo por las circunstancias del mercado: Nueva Rumasa jamás pasó por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), jamás dió la información, y Pescanova engañó a todo el mercado con un montón de empresas filiales", ha señalado a Europa Press el máximo ejecutivo de la productora de la serie de animación Pocoyó.
Al contrario que estas dos empresas, según ha explicado, la compañía ha ofrecido a la CNMV toda la información necesaria para el lazamiento de la nueva emisión de bonos por 7,78 millones de euros, al tiempo que ha pagado "religiosamente" a los bonistas año tras año el 9,75% de rentabilidad anual que ofreció en su primera emisión.
Pese a reconocer "tensiones" de tesorería, el presidente de Zinkia ha subrayado que la compañía tiene un alto potencial de crecimiento de su negocio y de la marca, con una previsión de ventas de 21,45 millones de euros para este año y de 45,05 millones de euros para 2015. El resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzará previsiblemente este año los 13 millones de euros, cifra que se situará en 31,75 millones de euros en 2015.
"La compañía tiene un negocio que está creciendo enormemente con una marca potentísima, nuestras ventas están creciendo y aquí parece que nos estamos muriendo", ha resaltado, tras subrayar que Pocoyó es para YouTube la marca número 50 del mundo y la número 1 en animación infantil y familiar.
Según Castillejo, la deuda total de la productora es de 10 millones de euros, lo que supone 1,5 veces el Ebitda estimado para este año. "Es un nivel de endeudamiento considerablemente bajo", ha subrayado.
Tras afirmar que la CNMV está en su derecho y obligación de hacer los comentarios que considere oportunos a la emisión, Castillejo ha puntualizado que la nota del organismo supervisor compara el primer semestre de 2012, que fue el mejor de la historia de la firma, con los seis primeros meses de 2013, que ha sido normal.
"La imagen que se está trasladando de la compañía al mercado es completamente parcial, no es una imagen completa, es el reflejo de un semestre cuando la compañía trabaja a ejercicios cerrados", ha precisado Castillejo, quien ha insistido en que la productora superará incluso este año las previsiones, ya que existen diversos contratos encima de la mesa.  
"Nuestra idea es salir al mercado, obtener esta financiación, pagándola al 11%, y con ella seguir creciendo. Es una manera de resolver los problemas del cierre absoluto y completo de financiación que hay en el mercado para las compañías", ha explicado el presidente y socio fundador de Zinkia.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.