Ana Duato: "No me imagino la vida sin 'Cuéntame"

Mercedesmediaset.es

.

Ana Duato vive desde hace 14 años en la piel de Mercedes Alcántara. Ha superado un cáncer de pecho, ha emprendido un negocio... Ahora vuelve a La 1 con la temporada número 16 de Cuéntame cómo pasó; una temporada que regresa a los inicios de la ficción nostálgica, y en la que su personaje tendrá que lidiar con lo que supone perdonar una infidelidad. Pese al paso del tiempo, la actriz afirma no sentirse encasillada con este proyecto, ya que la vida de su personaje está en constante cambio. Además no imagina una vida sin Cuéntame cómo pasó. En lo personal, Ana Duato también ha formado una familia de la que sentirse orgullosa, casada desde más de 25 años con Miguel Ángel Bernardeu, productor de la serie. Es madre de dos hijos, Miguel y María, de 18 y diez años.
¿Qué pasará con Mercedes esta temporada?
Viene una temporada de recuperación para Mercedes, de su esencia, la familia y las cosas que le importan. Mercedes es una mujer muy sabia, como casi todas las abuelas y madres que viven a nuestro alrededor, que saben cuáles son las cosas importantes. Sabe que la vida pasa muy deprisa y que el saber perdonar es importante no solo para ella sino para los que la rodean. Es una temporada para recuperar el tiempo perdido, no solo con mi pareja, sino también con mi familia. A mitad de temporada, por temas de salud de Antonio, tomo la riendas de la bodega y sale la fiera empresaria y emprendedora.
Mercedes perdona muy pronto a Antonio. ¿Lo demandan los espectadores?
No, está más relacionado con la sabiduría que tiene Mercedes como mujer de saber lo que realmente importa. A pesar del dolor que ella pueda sentir por haber sido engañada, es intuitiva y tiene ese algo de perdonarle lo antes posible por todo lo que ha pasado, por ella y por los demás. Al final, después de todo lo que ha pasado en su vida sabe cuáles son las cosas importantes.
Le va a costar poco perdonar. ¿Le costará más olvidar?
Sí, le perdono pero a lo largo de los capítulos se desarrollará algo en lo que se verá que olvidar no es tan fácil.
Antonio también se pondrá enfermo. ¿Vivirán un intercambio de roles?
Un poco solo, hemos visto que Mercedes tiene capacidad para coger las riendas de la casa y de la empresa, es autosuficiente. Creo que es algo que está muy bien contado en la serie; cómo la mujer puede llevar los pantalones de la casa. La bodega, que ha sido motivación de separación entre ambos, la va a ir embaucando. La va enamorando a lo largo de la temporada. Eso le hace estar más cerca de Antonio y tener un proyecto en común juntos.
También vuelve Nieves (Rosario Pardo) al barrio...
En la peluquería no voy a tener que ver, pero sí va a ser donde se cuece la comidilla del barrio. Se cuentan las cosas y se cotillea, algo muy español lo del mundo del cotilleo. Es un personaje con el que, pese a que han pasado diez años, Merche vuelve a conectar enseguida. Es un personaje popular, a veces con sentido del humor chabacano, un contrapunto que hace que Mercedes se ría de sí misma.
¿Qué es lo que le hace mantenerse durante 15 años con el mismo personaje?
El tiempo te coloca muy bien en tu sitio. Este proyecto sigue adelante por la ilusión, el compromiso y la profesionalidad de todo el equipo. Sin ilusión y sin ganas de hacerlo mejor cada día es muy difícil, no estaríamos aquí.
¿Se ha sentido encasillada en algún momento?
No, porque es un personaje que tiene vida propia, es como la vida misma. Uno no se aburre de su vida. Pasas épocas mejores o peores, pero tu vida no te aburre, siempre te suceden cosas, y eso es lo que le pasa a Mercedes. Se emociona, crece y cambia, tiene motivaciones y aspiraciones que van cambiando. Es muy difícil cansarse de un personaje que es real, que le pasan cosas de verdad.
¿Cómo ve la evolución de Mercedes desde el principio hasta ahora?
La evolución de Mercedes es como un reflejo de lo que ha pasado con la mujer en la última década. Es una mujer pionera para su tiempo, está entre dos generaciones, la de su madre, educada para ser esposa y madre, y la de sus hijos, que a través de la universidad y el conocimiento se han realizado personalmente. Ella es una mujer capaz de salir adelante, emprender proyectos y ganar lo mismo que un hombre, pero también le tira mucho con lo que ha sido educada.
¿Qué final se imagina para la serie?
No me imagino la vida sin Cuéntame (ríe). Depende del año en que termine puede hacerlo de una manera o de otra. Sinceramente no imagino todavía un final. Hay muchos posibles y seguro que algún día tiene que acabar, pero es una serie que tiene vida propia, los Alcántara tienen descendencia, es muy difícil acabar con la serie.
¿Cómo ve el futuro de Mercedes?
Viniendo de esta mujer que se ha hecho a sí misma y que ha tenido una educación básica del pueblo, se vino a Madrid, cosía pantalones y ha luchado por sacar a sus hijos adelante, representa a la mujer española. Capaz de dar todo por los suyos. La veo teniendo todo eso dentro pero como una super gran empresaria dando puestos de trabajo.
Tras una temporada como la anterior, ¿era necesario volver a los orígenes?
Creo que sí, era importante recuperar lo que verdaderamente nos importa. Por mucho que nos importe el trabajo o el dinero, tu vida personal es lo más importante, tus relaciones amorosas, a todos nos mueve el amor. Era importante contar la capacidad de perdón que tenemos los seres humanos por nuestros seres queridos y por nosotros mismos. La capacidad de saber perdonar lo más grave.
¿Cómo recuerda el año 83?
En el año 83 estaba estudiando en Valencia en el instituto, estaba a punto de empezar a estudiar interpretación.
¿Le trae recuerdos la serie de esa época?
Me acuerdo de casi todo como algo vivido. Antes te acuerdas, pero por lo que te han contado, de la memoria de María Galiana. Tengo recuerdos de aquella época. Otra de las cosas protagonistas de esta temporada y que creo que contamos muy bien es el tema de las drogas. Dilapidó a una generación fantástica en una época que no sabían lo que conllevaba engancharse a la heroína. Pilló a jóvenes talentosos y llenos de futuro y los masacró. Tengo el recuerdo de todos los que se engancharon y desaparecieron, niños que habían jugado conmigo en la calle, con mis hermanos o el hijo de la vecina. Marca una época muy importante para una generación.
¿Cómo vive Mercedes la entrada de Carlos en la Movida?
La Movida es para los jóvenes y lo vives como padre de manera lejana. Era en los jóvenes, en los garitos y en la noche.
Conocemos la relación de Mercedes y de Antonio, pero ¿cómo es la relación de los actores que les interpretan, Imanol Arias y Ana Duato?
Llevamos más de 14 años trabajando juntos. Empezamos en Brigada Central en el 87, creo. Hemos hecho muchos proyectos juntos. Como cuando aciertas con un marido, hemos tenido la suerte de encontrarnos como pareja profesional. Somos como dos monos y nos entretenemos mucho los dos. Es una motivación muy grande llegar al plató y enfrentarte al día a día con una persona tan sorprendente, creativa e inteligente comoImanol, es difícil cansarse de eso. Imanol es una persona muy inteligente que siempre tiene una mirada muy especial hacia la época, los guiones y hacia la relación personal de la pareja.