Carolina Bang: "No necesito vacaciones"

Carolina Bang en 'Ciega a citas'mediaset.es

.

Tras Tierra de Lobos (Telecinco), Carolina Bang vuelve a la televisión para interpretar a la frívola Covadonda en Ciega a citas, la comedia diaria de las sobremesas de Cuatro. El nuevo personaje es una adinerada amiga de facultad de Natalia (Marta Nieto), emigrada a Marbella y venida a menos por culpa de la crisis económica. Su esposo termina en la cárcel por un delito de corrupción inmobiliaria y, arruinada y con las cuentas embargadas, no tiene más remedio que volver a Madrid. Ya en la capital, pide ayuda a su amiga Natalia e se instala ¿unas semanas? en su casa.
Este nuevo trabajo se cruza con novedades en su vida personal. Se acaba de casar con el director Álex de la Iglesia (Las brujas de Zugarramurdi), con el que comparte su vida desde hace siete años. El rodaje de Ciega a citas la deja sin luna de miel.
Carolina Bang en 'Ciega a citas'
¿Cómo es Covadonga?
Es una de las mejores amigas de Natalia de la universidad, acaba de pasar un divorcio traumático con un constructor corrupto de la alta sociedad de Marbella. Ha abandonado su casa con una maleta nada más y busca refugio en casa de su amiga, volviéndola loca. Es una mujer muy excesiva y excéntrica, está acostumbrada a ser una mujer florero y se está dando cuenta de que no tiene nada y tiene que espabilar. Se parece al personaje de (la película de Woody Allen) Blue Jasmine, pero en otra clave más cómica.
¿Ha buscado referencias en la ganadora del Oscar por ese papel, Cate Blanchett?
Sí, la película me encantó en su día y la he vuelto a ver y estudiar, pero éste es otro registro, más marbellí. La idea es que resulte entrañable. Es una chica que llega a ser trepa porque lucha por lo que quiere, pero no va a cortar cabezas, ni dejar cadáveres a su paso. Todo lo hace desde la alegría y la inocencia, sobreviviendo.
¿Cómo le ha recibido el reparto?
Muy bien, a muchos de ellos ya los conocía de otras series, me he sentido en familia. Seguía la serie, me parece muy cercana y creo que cualquiera puede sentirse identificado con sus personajes. Estoy encantada con el papel, es muy divertido y me lo estoy pasando bomba interpretándola. Además tiene recorrido, así que esperemos que guste y que la serie dure mucho tiempo.
¿Tenía ganas de volver a la televisión?
Me apetecía mucho volver a televisión, estoy aprendiendo muchísimo. Una serie diaria exige un ritmo más rápido y eso está siendo un entrenamiento maravilloso, me está obligando a estar muy despierta.
¿Va a compaginar la serie con algún otro proyecto?
Queremos estrenar Musarañas después del verano, por ahora nada más. Es la primera película que produzco (junto a Álex de la Iglesia) y le he cogido el gustillo.
Carolina Bang en 'Ciega a citas'
La dirección no le tienta.
No, hoy por hoy no me veo, es muy difícil.
Tiene el listón muy alto en casa.
También, así es (Ríe).
¿Pasará el verano trabajando?
Sí, porque me acabo de incorporar a la serie. Pero sin problemas, soy una adicta al trabajo, no necesito vacaciones.
¿Comparte algo con el personaje?
Nada, por eso me lo estoy pasando tan bien. Es completamente diferente a mí, está todo el día en los mundos de Yupi.
¿Se plantea ser madre?
Me gustaría, pero por ahora no, más adelante. Soy muy joven, mi carrera está en un buen momento y aun no siento la llamada de la maternidad.
¿Qué balance hace de todo este tiempo junto a Álex?
Muy positivo, si no fuera así no estaría con él. Seguimos como el primer día, me aporta todo como pareja y además es un gran amigo.
Carolina Bang en 'Ciega a citas'
¿Qué le pide a la pareja como mujer?
Un compañero del día a día, un amigo que te quiera y te enamore cada día y Álex lo hace todos los días.
¿Alguna vez ha puesto sus ojos en Hollywood?
No, bienvenido sea, pero lo veo muy lejos. Veo mucho más factible dar el salto a Latinoamérica; estoy muy a gusto trabajando en mi país, me gusta el cine europeo.
¿Su apellido, Bang, es artístico?
No, es el mío de verdad, mi madre es noruega y cogí su apellido. Tengo raíces noruegas y alemanas, por allí anda mi familia más lejana. Nací en Tenerife, pero he vivido casi siempre en Madrid y me siento muy madrileña.