Jemima Kirke: "No saldría por ahí con Jessa... pero la entiendo"

Jessa Johanssonmediaset.es

.

Amigas desde el instituto, cuando Lena Dunham empezó a montar la serie Girls (en Canal + Series, los lunes a las 22.00), pensó en ella para interpretar a Jessa Johansson, la prima británica de Shoshanna y amiga de Hannah. Jemima Kirke -que debutó como actriz en la película indie de Dunham Tiny furniture- también es pintora. Asegura que hace poco que ha admitido ser actriz. "Durante un tiempo renegué del calificativo de actriz, no me gustaba que me consideraran eso. Creía que el que uno hiciera algo no implicaba que esa fuera su esencia, que no por actuar tienes que ser actriz. Pero me he dado cuenta de que tal vez no sea verdad. Y ya no discuto el término, soy cortés y agradezco esta oportunidad. Lo he aceptado más, aunque eso no significa que quiera dedicarme a esto para siempre".
¿Disfrutas haciéndolo?
Sí, me gusta. A veces hago tres cosas a la vez: soy madre, pintora y actriz. Y siempre tengo que dedicar toda mi atención a dos de ellas. A las tres, no puedo. Así que intento que ser madre sea siempre una de ellas. Aunque no siempre es así. Hay cosas en las que necesito mejorar. Pero intento no machacarme por ello.
¿Cómo está Jessa esta temporada?
No creo que haya madurado y progresado mucho, la verdad. Aunque, desde luego, está empezando a ser menos egoísta. En eso va aprendiendo. Los guionistas cada vez la ponen en más situaciones en las que los demás no aguantan sus gilipolleces. Va a rehabilitación, luego consigue un trabajo de verdad... y en esos sitios no le valen sus tonterías.
¿Crees que te caería bien Jessa?
No saldría por ahí con ella... pero la entiendo. Aunque no creo que sea buena persona. A veces es detestable... pero tiene momentos vulnerables. Si no existieran esos momentos... a veces con diálogo, y otras veces sólo con gestos... resultaría intolerable. Pero en esas escenas se ve que aún es una niña que no sabe lo que hace ni por qué. Y te sientes mal por ella. Jessa puede llegar a ser buena persona, pero aún no ha ocurrido.
¿Es verdad que el personaje está basado en ti, en cierto modo?
Sí, Lena me conoció antes de escribir la serie. Y no me contrató porque creyera que soy tan buena actriz que sé hacer convincente un personaje que no se parece en nada a mí. Me contrató porque tenemos cosas parecidas. Y sé ser natural, que no es lo mismo que actuar. Forma parte de ello, pero no lo es todo. Así que me pide que sea natural y conecte con esa parte mía que se parece a ella.
¿Ha afectado la serie a tu relación con Lena?
Sí, claro. Nuestra relación ha evolucionado de una forma concreta, porque trabajamos juntas en la serie. Las dos decidimos trabajar con una amiga, que es algo difícil en cualquier negocio. Creo que nos respetamos la una a la otra más que antes. Ha habido conflictos que hemos superado... y eso ha fortalecido nuestra relación.
¿Sobre qué habéis discutido?
Ha habido conflictos personales, pero de cosas que han salido por trabajar juntas. No eran cosas como "oh, no quiero ponerme eso o hacer eso". Aunque si eso surge, yo siempre me niego. Como es mi amiga, me es más fácil. Y para obligarme a algo, habla conmigo un productor. (Ríe) Lena no quiere.
¿Cuál fue tu primera impresión de Lena?
Creí que estaba loca, pero en el buen sentido. (Ríe) En el instituto todo el mundo es igual. O intenta ser igual que los demás. Y ella no lo hacía para nada. Le daba igual lo que se llevaba, y lo que decían que molaba. Nunca se guiaba por eso. Y se llevaba bien con todo el mundo. Todo el mundo la apreciaba porque siempre era ella misma.
¿Estabas preparada para lo mucho que se analiza la serie?
Como nunca había actuado antes, no estaba preparada para las críticas. No entendía lo que conlleva hacer una serie. Me quedé desconcertada. Me daban ganas de llamar a todos los que hacían algún comentario y decirles "eso que has dicho es muy feo, déjame que te explique"... Pero ya no pienso así.
Tu vestuario también ha sufrido un intenso escrutinio. ¿Qué vas a llevar esta temporada?
Creo que según avanza la serie, eligen prendas menos originales para Jessa, menos bohemias, menos escandalosas; menos representativas de cómo quiere que la vean, y más de cómo es en realidad. Camisetas y cosas más normales, más de diario. Pero he pedido una camiseta de Wu-Tang Clan. Y me la han dado. Así que eso es mío.
¿Cuál ha sido la mayor sorpresa de la serie?
Muchos detalles técnicos sobre cómo se hace televisión: comprar los derechos de las canciones, montar decorados... Voy por ahí diciendo cosas como "¿me estáis diciendo que se puede tirar esa pared entera ahora mismo?" Y me dicen "sí, danos quince minutos". Todo eso es guay. También me han sorprendido los aspectos políticos, lo que se puede decir en público y lo que no... No sabía que eso pudiera ser tan problemático.
¿Qué no se puede decir?
No puedo decirlo.