Un millón de espectadores más que en el estreno del anterior 'Gran hermano'

Gran hermano resiste a la fragmentación progresiva de las audiencias.
Más de cuatro millones y medio de espectadores, con un pico de 6,5 millones (35%) -que coincidió con la entrada de Iván en la casa de Guadalix de la Sierra-, siguieron el domingo la gala inaugural de GH 10.
Con estos registros, la emisión se convierte en el segundo estreno de GH más visto desde 2003.
Supera al arranque de la edición de 2007 en más de un millón de espectadores, y gana respecto a éste medio punto de cuota, hasta situarse en el 29,2%.
En su franja de emisión, dobló a TVE (que registró un 15,7% con la película Asalto al distrito 13) y sacó 20 puntos a Antena 3 (que marcó mínimos con El síndrome de Ulises -10,1%- y El sacapuntas -4,4%-).
Competía con los realities que Cuatro y La Sexta estrenaron las últimas semanas. Pekín Expréss cedió desde el domingo anterior dos puntos de share (9,3%) y De patitas en la calle otros dos (3,2%).
El año pasado, el formato ya mostró signos de su vitalidad, al ganar por cinco puntos a GH 2006 , con un seguimiento medio de 3.511.000 espectadores (28,3% de share).