Menos estrellas y más baratas para la BBC

.

La cadena pública británica de radiotelevisión BBC reducirá el número y el sueldo de sus directivos y "estrellas", y estudiará otras posibles reducciones de la plantilla para garantizar el futuro de la corporación.
El número de directivos con la máxima responsabilidad se reducirá en al menos en un 20% antes de 2012 y los sueldos en este nivel se reducirán en al menos un 25%, según la propuesta presentada por el director general de la BBC, Mark Thompson.
"Los principales directivos, incluido yo mismo, veremos nuestros sueldos reducidos no en un 5 o en un 10%, sino en mucho más, y podemos esperar también otras rebajas en los sueldos de las principales estrellas", expuso el director general.
"Aprovecharemos este dinero que ahorraremos -explicó el máximo responsable de la cadena- para invertirlo en la misión central de la BBC, que es la creación, ejecución y distribución de los mejores y más creativos contenidos para el público británico".
"Si podemos ir más allá, lo haremos y estudiaremos reducciones en todos los niveles de la organización, hasta lo más alto, incluyendo la junta de administración", declaró este viernes por la noche Thompson en un discurso en Edimburgo (Escocia).
Thompson reconoció que los recortes supondrán la pérdida de las caras más populares de la cadena e indicó que la solución será entonces "reemplazarlas con nuevo talento".
El máximo responsable de la BBC, que empezó trabajando como reportero en la cadena, expuso estas líneas programáticas un año antes de que la cadena tenga que negociar la cuantía de la partida que recibe del Estado fruto del impuesto que pagan los ciudadanos por tener un televisor (145,5 libras anuales, unos 180 euros).
En el periodo 2009-2010 el Estado recaudó por esta vía unos 4.200 millones de euros.
Esas negociaciones con el Gobierno serán "un momento para actuar con realismo", explicó Thompson, que aprovechó también su intervención para negar "las exageradas críticas sobre despilfarro e ineficiencia" de las que ha sido objeto la BBC desde dentro y fuera.
Esas críticas han tenido que ver sobre todo con los sueldos que reciben las estrellas de la cadena y su equipo directivo en los niveles más altos de responsabilidad. En el caso de Thompson, el recorte salarial se situaría en torno a los 198.000 euros al año de unos ingresos anuales totales de 1.010.000 euros.
El pasado mes de junio, la directora de operaciones de la BBC, Caroline Thomson -que tiene un salario anual de 401.500 euros-, reconoció que la emisora pública ha cometido "algunas equivocaciones" al fijar los salarios de sus directivos.
Según los últimos datos conocidos, unos 380 ejecutivos de la emisora ganan más de 122.000 euros y más de un centenar tienen ingresos superiores al sueldo de 173.380 euros del primer ministro, David Cameron.
El plan de recortes en la BBC no sólo afectará a los directivos, sino también al conjunto de la plantilla.
Los trabajadores votarán próximamente en referéndum si secundan una huelga en protesta contra la propuesta de la empresa de limitar el aumento de su contribución al plan de pensiones de los empleados a un 1% anual, muy por debajo del previsible nivel de inflación, algo que los empleados han calificado de "robo".