Kelly Osbourne se apunta al ataque de los tiburones sobre Manhattan

.