El 'dedazo' de TVE lleva a Pastora Soler a Eurovisión

.

Dedazo. Agotada la paciencia, y visto que el voto del pueblo sólo llevaba a humillantes puestos en la cola, Televisión Española ha prescindido de los procelosos métodos de elección popular y ha designado a Pastora Soler como su representante ante el Festival de Eurovisión 2012, que se celebra el próximo 26 de mayo en Bakú (Azerbaiyán). Por prescindir, la cadena ha prescindido hasta de presentación en rueda de prensa, y ha anunciado la decisión en su web y en La mañana de La 1.
TVE ha apostado por un representante "con una sólida carrera profesional". La canción la decidirá un voto mixto de espectadores/jurado en el transcurso de una gala que se celebrará en febrero.
Las quinielas se movían entre Pastora Soler y Chenoa. La primera ya avisaba la víspera en su cuenta de Twitter: "Mañana será un día especial".
Aunque la opción de participar en el festival no parece que siempre fuera de su agrado. De hecho, el pasado 25 de octubre, en un encuentro digital en la web de RTVE -para presentar su último trabajo, Una mujer como yo-, y preguntada por el asunto, la sevillana señaló: "La verdad es que no estaría dentro de mis planes representar a España en Eurovisión. Es un arma de doble filo y no creo que lo necesite en mi carrera".
Hace unas semanas, y por segundo año consecutivo, los usuarios de la web especializada eurovision-spain.com eligieron a Chenoa en un macrosondeo.
Pero dejar en manos de los aficionados la elección del candidato no se ha revelado como la opción que otorgue más posibilidades de conseguir un buen resultado.
El año pasado, por ejemplo, Lucía Pérez quedó 23º de 25 posibles, con Que me quiten lo bailao (50 puntos). Lo vieron 4,7 millones personas en España (32,3% de cuota), lo que lo relegó al octavo puesto en el ránking de audiencia del festival desde 2002,
El proceso fue abierto, aunque TVE buscó ya entonces "artistas consagrados". Ninguno se prestó a participar en la preselección.
Pilar Sánchez Luque, Pastora Soler (Coria del Río - Sevilla, 28 de septiembre de 1978), debutó en 1994, y se ha hecho un hueco en la música con su original combinación de copla, flamenco y canción española con sonidos pop.
Pop, "copla no", quiere que sea el tema que le acompañe a Eurovisión, según adelantó en La mañana de La 1. Su temor: "No recibir ni un punto". Dice que llamará a una de sus predecesoras, Soraya (23 puntos, penúltima en 2009), para que le cuente cosas sobre el certamen. Dos meses después de mostrarse reticente, ahora opina que "por todos lados" ve "cosas positivas" de esta experiencia.
Se propone "mejorar los resultados de los últimos años y tener el mayor impacto posible", ha respondido en un encuentro digital en rtve.es.