Barei parte hacia Estocolmo en el puesto 13 de las quinielas de Eurovisión

Bareimediaset.es

.

Aunque "quede en un puesto veintitantos" (de 27 participantes), Barei se sentirá ganadora de la 61º edición de Eurovisión si al ver la actuación considera "que el trabajo está bien hecho", ha explicado en la rueda de prensa de despedida de España antes de volar el jueves a Estocolmo (Suecia), donde se celebra el festival el 14 de mayo (desde las 21.00, en La 1).
Si logra "un puesto considerablemente bueno" -las quinielas la sitúan ahora en el puesto 13-, no se sentirá ganadora si la actuación "no dice nada, resulta fría y no emociona", así como si no transmite ese "mensaje de superación, de que la voluntad lo es todo y de superación". "Si eso no lo consigo, me da igual el puesto, haber quedado primera, segunda, tercera, quinta...", ha añadido.
Sobre la puesta en escena para la final del certamen, en la que defenderá a TVE con el tema íntegro en inglés Say yay!, ha insistido en que quiere sorprender a los espectadores y ha señalado que "hay sorpresas que quizá contadas se entienden fácilmente, pero hay otras que se tienen que ver". "Es muy minimalista", ha añadido.
La intérprete madrileña se ha mostrado ante los periodistas "muy emocionada, nerviosa" y con ganas de pisar ya el escenario del Stockholm Globe Arenas porque cree que "los nervios se van a calmar un poco" cuando pueda hacer suyo el entorno, "las distancias, el espacio, el material del suelo... que para los pies (una característica de la cantante es el baile que hace con las zapatillas) también es importante".
Además, Barei espera que no le pueda la presión porque es una "responsabilidad muy grande representar a todo el país". "Espero poder dejarme llevar  durante la actuación, como suelo hacer, y disfrutarlo porque es una suerte, es un regalazo", ha manifestado, al tiempo que ha asegurado que no se fía "nada de las apuestas ni para bien ni para mal".
Sobre sus contrincantes, Barei opina que los hay "muy fuertes" y "buenísimos" este año, y ha destacado el candidato de Francia (Amir, con J'ai cherché, segundo en las casas de apuestas), es su favorito por su "carisma" y por llevar "de las mejores canciones". También, ha puesto el acento en que la propuesta de Rusia (Sergey Lazarev y You are the only one, primero en las quinielas) es "espectacular visualmente". "Actitud, ganas y responsabilidad, las llevo conmigo", ha recalcado.
Ante el hecho de que la BBC utilice su canción para promocionar el festival, la cantante madrileña ha confesado que es "una suerte" y ha bromeado diciendo que si TVE hubiera hecho algo semejante "hubiera montado un pollo". Para Barei, a pocos días de emprender el viaje, el 99% de la experiencia está siendo positiva, aunque también reconoce que ha tocado fondo.
"He tenido momentos de ponerme a llorar y la semana pasada fue la peor de todas. Reventé porque me duele que digan cosas que no son ciertas, que tergiversen las frases que has dicho, pero el 99% restante es todo fuerza, cariño y mucho ánimo", ha afirmado la artista.
El viernes 6 de mayo y el domingo 8 de mayo, Barei ya realizará los primeros ensayos en Estocolmo junto a el coro formado por Rebeca Rods, Alana Sinkëy, Awinnie MyBaby, Brequette y Milena Brody. Ya el lunes, 9 de mayo, será el ensayo general de la primera semifinal, en el que actuarán los 18 participantes y tres clasificados (Suecia, Francia y España). Esa misma noche se grabará íntegra la actuación de Barei.
42 países participan en la 61ª edición de Eurovisión. En cada semifinal actuarán 18 países: Armenia, Croacia, Finlandia, Grecia, Hungría, Moldavia, Países Bajos, Rusia, San Marino, Austria, Azerbaiyán, Bosnia y Herzegovina, Chipre, Estonia, Islandia, Malta, Montenegro y República Checa en la primera; ARY de Macedonia, Australia, Bielorrusia, Irlanda, Israel, Letonia, Lituania, Polonia, Serbia, Suiza, Albania, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Eslovenia, Georgia, Noruega y Ucrania en la segunda.
España, Francia y Suecia votarán en la primera semifinal; mientras que Alemania, Italia y Reino Unido votarán en la segunda. Australia acude como invitada por segundo año consecutivo. España, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Suecia actúan directamente en la final del 14 de mayo, en la que participarán 27 países y que será presentada por Petra Mede y Måns Zelmerlöw, ganador de 2015.
José María Íñigo, Barei y Julia Varela
De la retransmisión de TVE se ocupan por segundo año consecutivo José María Íñigo y Julia Varela.
En 2015, cerca de seis millones de espectadores vieron el festival en TVE, con un 39,3% de cuota. Las votaciones congregaron a 7.079.000 (48,2%), mientras que el minuto de oro coincidió con el final de la actuación de Edurne, con 8.275.000 espectadores y un 47%.