RTVE pagó 43.350 euros por alojar en Kiev a su comitiva de 22 personas en Eurovisión

Manel Navarro, participante español en Eurovisión 2017mediaset.es

.

RTVE pagó por alojar durante diez días a los 22 miembros que formaron parte de la delegación española en Kiev, durante el último festival de Eurovisión, un total de 43.350 euros, según ha informado el presidente de la corporación, José Antonio Sánchez.
A través de una respuesta escrita a una cuestión planteada por el diputado de Izquierda Unida Ricardo Sixto, RTVE también detalla qué personas han formado parte de esta delegación: además del artista (Manel Navarro) y sus músicos figuran dos comentaristas, tres redactores (informativos, magacines y web), tres cámaras, un estilista y un director artístico y su ayudante.
No ha respondido, sin embargo, a la pregunta sobre el coste total de la participación española en este certamen ya que, según explica el presidente de RTVE, está pendiente de tramitación y resolución por el Tribunal Supremo el recurso de casación interpuesto por la corporación en el que "la cuestión controvertida es, precisamente, la determinación de si dar a conocer esta información es perjudicial o no para los intereses económicos y comerciales" de la institución.
Sí ha facilitado los datos acerca de los votos que se reciben desde España para elegir al ganador del festival y que, según datos extraoficiales de RTVE, ascendieron en 2017 a 55.163 llamadas, lo que supone unas 13.000 más que en el festival del año anterior. Además, señala que "la liquidación de la edición 2016 de la Unión Europea de Radiodifusión (UER) fue de 16.783 francos suizos", lo que suponen unos 14.600 euros.
En este sentido, Sixto ha preguntado a Sánchez por qué el voto desde España cuesta, por ejemplo, un 700% más que en Alemania. El presidente ha señalado que el precio de estas llamadas y mensajes no los establece la corporación, sino que "las tarifas se basan en precios de mercados de operaciones telefónicas en cada país". "Siempre han sido, en general, más altos en España que en la mayoría de países europeos", ha justificado.
Sánchez ha indicado que a finales de 2015 se hizo un estudio de estos precios y se encontró una compañía dispuesta a aplicar una tarifa más reducida y exclusiva para los programas de TVE relativos a Eurovisión y con voluntad de negociar con distintos operadores las condiciones contractuales que la hicieran posible. Aún así, señala que estas compañías y las prestatarias del televoto tienen "sus costes técnicos y comerciales que no se pueden evitar".
Sixto también ha preguntado a Sánchez si se tomarán medidas ante los malos resultados de los representantes españoles en los últimos años. Una cuestión para la que, según el presidente de la corporación, "no hay recetas mágicas". Así, apunta que "los resultados en Eurovisión son impredecibles", por lo que el principal objetivo de RTVE es "conseguir una actuación de calidad".
Finalmente, ha negado que desde la web de la institución se haya justificado la última posición de Manel Navarro en esta última edición con el gallo de su actuación. "Se limitó a informar de la actuación del representante español, su impacto en redes sociales y la puntuación final recogida por la delegación española", concluye.