La familia Polanco refuerza su posición en Prisa

De izquierda a derecha, y de arriba a abajo: Ignacio Polanco, Juan Luis Cebrián, Manuel Polanco e Ignacio Santillana.mediaset.es
El presidente de Prisa, Ignacio Polanco, ya trazó el boceto de la nueva organización del grupo en la última junta de accionistas, el pasado mes de diciembre: el consejero delegado, Juan Luis Cebrián, asumiría la presidencia de la comisión ejecutiva para preparar el "relevo generacional". 
Éste empieza a concretarse con el nombramiento de Manuel Polanco, hermano del presidente, como director general de las divisiones de negocio del Grupo. Entre otras razones, para "potenciar las sinergias entre sus empresas", según un comunicado de la compañía.
Esta reestructuración supone, por un lado, que algunas divisiones, como el diario , perderán parte de la autonomía de que gozaban. Por otro, los responsables de las filiales reportarán a Manuel Polanco, cuando hasta ahora el interlocutor único era Juan Luis Cebrián.   El País
Desde 2005, Manuel Polanco es el consejero delegado de la portuguesa Media Capital, que lidera en la televisión comercial del país vecino a través de la cadena TVI (36% de cuota en los nueve primeros meses de 2008).
Ignacio Santillana, director de Operaciones de Prisa desde septiembre de 2001,  será responsable a partir de ahora de la Dirección Financiera, la de Desarrollo Corporativo, la Planificación y Control de Gestión, los Recursos Humanos y la Tecnología.
Tras la muerte del fundador del grupo, Jesús de Polanco, en el verano de 2007, Cebrián ha pilotado la compañía. Ésta se encuentra actualmente inmersa en una crisis que ha llevado a Prisa a acumular una deuda cercana a los 5.000 millones de euros.
Para sanear las cuentas se ha puesto el cartel de Se vende a Digital +, la plataforma de televisión de pago. Cuando parecía que las negociaciones con la francesa Vivendi y Telefónica estaban a punto de cerrarse, la operación se ha suspendido porque "no ha habido ofertas que cumplan los requisitos del grupo".