La fusión ya es posible

Desde el sábado 4 de julio, las televisiones privadas pueden establecer acuerdos para fusionarse, siempre que no superen el 27% de la audiencia total, según recoge la Ley de medidas urgentes en materia de telecomunicaciones que publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).
Así, la disposición final tercera de la Ley, que permite las participaciones de un operador de televisión en otra cadena, establece que la norma entrará en vigor el mismo día de su publicación en el BOE, por lo que, teóricamente, las televisiones pueden fusionarse a partir de ese día.
El texto elimina el tope del 5% en la participación accionarial de una cadena en otra, aunque pone dos limitaciones: que la audiencia media acumulada de ambas cadenas no supere el 27% de la audiencia total, y que se garantice un mínimo de tres compañías privadas de ámbito estatal con dirección editorial distinta.