Blac Chyna, ajena a las críticas por su aumento de peso

Blac Chynamediaset.es

.

Blac Chyna está empezando a notar los efectos del embarazo. Siguiendo los pasos de su cuñada Kim, que también se relajó mientras estaba encinta, la celebrity ha ganado más de nueve kilos desde que anunció a principios de mayo que espera su segundo hijo. 
La prometida de Rob Kardashian compartía en su cuenta de Snapchat un vídeo grabado en su casa mientras su primogénito, King Cairo (al que no se ve), juega y conversa con su madre. "Vamos a ver", murmura la bailarina exótica antes de subirse en la báscula. "¡Uh, oh! Mami ganó nueve kilos", añade con voz de sorpresa y resignación.
Madre e hijo se acurrucan más tarde en el sofá para ver la televisión y el pequeño, hijo del rapero Tyga, que acaba de romper con la hermana de Rob Kylie Jenner, le pregunta a su progenitora cuándo podrá ver a su hermano. "¿Es un niño o una niña?", le comenta el chico de tres años a su madre, que le contesta con otra pregunta: "No sé, ¿qué quieres que sea?". Sin responder, el niño se tumba encima del regazo de la empresaria y se preocupa en ese momento de si no estará aplastando al bebé, a lo que Chyna le contesta con una negativa tranquilizadora.
Esta actitud relajada de Chyna contrasta mucho con el enfado por los comentarios y críticas que ha recibido su aumento de su peso. La artista recordaba a sus detractores que está embarazada. "¿Exactamente qué esperáis ver?", les pregunta la bailarina a aquellos que habían puesto el grito en el cielo por su evidente cambio físico.
Mientras, su cuñada Kim Kardashian acaparó toda la atención en la cena de gala que organizó la revista Vogue UK para celebrar sus 100 años en Londres. Al evento, que tuvo lugar en los jardines de Kensington, asistieron además celebrities de todo tipo como Kate Moss, Claudia Schiffer o Demi Moore.
Kim Kardashian