Ni los Danis, ni MAS, el amor platónico de Blanca Suárez es Harrison

Blanca Suárezmediaset.es

.

Ni Javier Pereira, ni Miguel Ángel Silvestre, ni Dani Martín, ni Dani Martínez. Los actores que le han quitado el sueño a Blanca Suárez toda la vida son dos: "Harrison Ford y Dennis Quaid, aunque me quedo con Harrison Ford". Así lo confiesa la protagonista de Los nuestros (Telecinco) y de Carlos, Rey Emperador en una entrevista en el número de agosto de Harper's Bazaar España.
A los 26 años, Blanca Suárez lleva desde 2007 subida a un escenario o frente a una cámara de cine o televisión. Tenía ocho caños uando sus padres le animaron a participar en la obra de teatro La gran muralla que representaba su colegio, el Montserrat de Madrid.
"[La interpretación] Surgió como un hobby al que me fui dedicando más y más, pero no sentí una vocación por voz divina ni nada por el estilo. De hecho, me pregunto si esto me gustará toda la vida", reconoce en Harper's Bazaar España.
Una conversación que acompaña a una sesión del fotógrafo Gonzalo Machado, donde la actriz se cubre únicamente con espectaculares joyas e interpreta las tendencias capilares de la temporada.
Suárez reflexiona sobre su profesión y las dificultades que entraña, incluso para uno de los rostros más populares de la industria. "Cuando acabe la serie Carlos Rey, estaré de vacaciones hasta septiembre. Y doy gracias porque ya sé que tendré otro proyecto para entonces. Sí, hay que ser agradecidos porque, en este trabajo, cuando terminas un rodaje solo sabes que después viene el paro", afirma.
Una incertidumbre, según ella, que es todavía más acusada en el caso de las mujeres. "En España, como en el resto del mundo, se escriben más y mejores personajes para los hombres. Eso es así. Para nosotras están contados", denuncia, sumándose a la queja que las actrices estadounidenses están abanderando.
La madrileña también protagoniza la sección El Casting de Harpers Bazaar.es. En ese vídeo confiesa, entre otras cosas, que su primera prueba como actriz fue para una cadena de comida rápida, y habla de lo más surrealista que le ha ocurrido en un rodaje: "Lo más extraño fue hace muchos años, que me pidieron que metiera mano de verdad". Su escena de amor favorita es la del ascensor de Drive y su película es Quédate a mi lado.
Sobre su corazón, ahora que anda un poco revuelto, la actriz aclara cuáles son sus amores platónicos. Ni Javier Pereira, ni Miguel Ángel Silvestre, ni Dani Martín, ni Dani Martínez, la actriz confiesa que los actores que le han quitado el sueño toda su vida son dos: "Harrison Ford y Dennis Quaid, aunque me quedo con Harrison Ford".
Y no olvida su pasión por cada trabajo de Almodóvar, con el que colaboró en Los amantes pasajeros: "Pedro tiene la capacidad de hacer bonito cada plano".