Donald Trump expulsa de una rueda de prensa al periodista hispano de referencia

Jorge Ramosmediaset.es

.

El equipo de seguridad del magnate Donald Trump, candidato republicano a la Casa Blanca, expulsó temporalmente al reconocido presentador de la cadena estadounidense Univisión Jorge Ramos de una rueda de prensa cuando el periodista, de origen mexicano, quería realizarle una pregunta sobre inmigración. "Vuelve a Univisión", le dijo Trump a Ramos después de que el periodista se levantase para hacer una pregunta al candidato a las primarias del Partido Republicano. "Siéntate. No te di el turno. Siéntate, siéntate", indicó Trump durante la rueda de prensa celebrada en la ciudad de Dubuque (Iowa).
"Tengo el derecho a hacer una pregunta", insistió Ramos antes de ser expulsado. El periodista quería que Trump respondiese a sus dudas acerca del plan del magnate para deportar masivamente a millones de indocumentados en el caso de convertirse en presidente de Estados Unidos.
Poco después de ser expulsado, Ramos pudo volver a la sala y preguntó finalmente a Trump por sus promesas migratorias, que incluyen negar la ciudadanía a los hijos de indocumentados nacidos en el país y construir un muro en la frontera con México. "Lo haré de una manera muy humana porque tengo el corazón más grande que tú", espetó Trump a Ramos.
Donald Trump
Según publica la citada cadena, Trump insistió en que los hispanos le quieren pese a los datos registrados en las encuestas -que apuntan a lo contrario-. "Me aman. ¿Sabes cuántos latinos trabajan para mí, amigo mío?", sentenció.
La cadena líder entre los hispanos de Estados Unidos asegura que Trump "ha rechazado peticiones de entrevistas de Univision desde que anunció su candidatura en junio".
"El desentendimiento se remonta a la aparatosa entrada en campaña del magnate en junio, cuando Univision decidió romper su relación con el concurso Miss Universo, propiedad de Trump, en respuesta a los ataques de éste a los inmigrantes mexicanos", apunta la compañía en su web.
Como respuesta, Trump publicó una carta en la que Ramos le solicitaba una entrevista y en la que estaba incluido su número de teléfono móvil.
Después demandó a Univisión por ruptura de contrato y difamación y reclama una indemnización de 438 millones de euros.