"Me puede costar un tiro en la cabeza... pero a más de uno me lo llevo por delante"

Yuyee y Frank Cuestamediaset.es

.

"Sé que me puede costar un tiro en la cabeza... pero a más de uno me lo llevo por delante". Frank Cuesta ha dicho basta y ha denunciado en el diario Bangkok Post los oscuros intereses que han llevado a la madre de sus hijos, la exmodelo tailandesa Yuyee, a la cárcel tailandesa donde cumple una condena de 15 años por tráfico de drogas.
"No digo que Yuyee fuera una santa en el pasado", declara Cuesta, "pero puedo asegurar al 100% que no había consumido cocaína cuando fue detenida".
El origen de todo el drama que está viviendo la familia habría que buscarlo en la denuncia que hizo la pareja de activistas en defensa de los animales, para intentar parar su tráfico ilegal.
"Si hubiéramos sabido que el leopardo iba a alguien poderoso...", se lamenta ahora, en referencia al caso que denunciaron y que provocó que autoridades tailandesas pusieran en marcha una campaña contra Cuesta y Yuyee, que llevó, según el aventurero, a que la Policía detuviera a la exmodelo en el aeropuerto con una ínfima cantidad de cocaína que se multiplicó al llegar ante el juez, tras arrancar una confesión a Yuyee sin ningún tipo de garantías en el proceso.
"Todo esto va a crecer hasta el punto de que algo me va a pasar, o a Yuyee en prisión. La siguiente cosa que puede pasar es que me disparen en la cabeza. ¿Y todo para qué? por dinero, por un leopardo, pro orgullo", declara Cuesta al diario tailandés.
En cuanto a la madre de sus hijos, el activista asegura: "Está llegando al borde del suicidio".
Según declaró la víspera de la publicación de la entrevista, en su perfil de Facebook, "esta situación está destrozando a Yuyee y a mis hijos de una manera brutal y al igual que cuando nos dedicábamos a liberar animales...a nivel oficial estamos SOLOS!!".
Así las cosas, ha pedido ayuda "a todas las instituciones de España pero no ha llegado", a "Tailandia, pero hay mucho miedo", razón por la que se ha decidido a hablar para el Bangkok Post, "desmontando las mentiras, manipulaciones, amenazas, abusos y castigos de la policía y la justicia contra mi familia", denuncia.