Kim Kardashian se retrata desnuda para demostrar que está embarazada

Kim Kardashianmediaset.es

.

Dos estrellas de la televisión han decidido mostrar sin complejos sus respectivos embarazos. Naya Rivera lo ha hecho en la portada de Yahoo Style!, donde ha concedido una extensa entrevista, mientras que Kim Kardashian lo ha hecho en un hábitat natural, las redes sociales.
La actriz de 28 años asegura tener un plan postparto, que escribe todos los días, en el que se incluye un cambio de pelo. "Amo los productos de belleza y tener mi pelo y mi maquillaje listo. Todas esas cosas las incorporaba a mi vida antes de estar embarazada. Pero mientras que he estado gestando me he dado por vencida. Era como: 'No hay tiempo y no tiene sentido en este momento'. Así que haré un reseteo después. Creo que será divertido. Será como un cambio radical", cuenta la esposa de Ryan Dorsey, a la que quedan pocas semanas para dar a luz a su primer hijo.
La también cantante californiana asegura haberse preocupado por cubrir todas las necesidades nutricionales del bebé, aunque confiesa que tiene sus antojos y que ha podido también disfrutar de ellos. Además se refirió a la presión del escrutinio público cuando una estrella está en estado de buena esperanza. "Es un poco difícil ser actriz, una celebrity, y que la gente escudriñe cómo te ves físicamente, y diciendo cosas locas", admite la intérprete de Glee y Criadas y malvadas.
Una presión que conoce muy bien la mayor representante del clan Kardashian, cuyo segundo embarazo ha estado en entredicho desde el momento de su anuncio. Kim ha acallado los rumores en las redes, que tanto la odian y aman al mismo tiempo, mostrando un selfie totalmente desnuda, en el que se aprecia perfectamente su cambio físico. "Primero dicen que soy demasiado flaca, así que tienes que estar fingiendo... Ahora dicen que soy demasiado grande, así que tengo que estar fingiendo...", decía la socialité en su cuenta de Twitter, que recordó a los que la siguen desde hace tiempo que no le importaría reconocer que no estaba embarazada, sino que había alquilado un vientre, si así fuera.
"¡He aprendido a querer mi cuerpo en cada estado! ¡Voy a ponerme más grande todavía, pero eso es también precioso! ¡Me siento bendecida de estar embarazada!", puntualizaba Kim. La esposa de Kanye West aseguraba que este segundo embarazo no tiene nada que ver con el de North West, que para la celebridad de 34 años fue una pesadilla, entre otras cosas a causa de la preeclampsia. "Estoy agradecida a Dios por este milagro y no me importan los rumores o comentarios que vosotros lanzáis en mi camino esta vez, porque realmente no me afecta", concluía la estrella televisiva.
Naya Rivera

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.