Luke Grimes dejó 'True blood' para evitar escenas de sexo gay

Luke Grimesmediaset.es

.

Luke Grimes, el actor que interpretaba a James en True blood, abandonó la serie abruptamente antes de su final por "diferencias creativas" en relación a su personaje, al que ahora interpreta Nathan Parsons. Ha trascendido que dejó la ficción porque no estaba de acuerdo con el cariz homosexual que iba a tomar su personaje. Grimes abandonó en diciembre la serie, que emite estos días su séptima y última temporada.
Según informa Buzzfeed citando fuentes cercanas a la producción, Grimes dejó True blood tras conocer que iba a ser emparejado con Lafayette Reynolds, un personaje gay interpretado por Nelsan Ellis.
Antes de la sexta temporada, su personaje era un vampiro que había mantenido una relación con Jessica (a la que da vida Deborah Ann Woll). Grimes no se tomó nada bien la posiblidad de cambiar las preferencias sexuales de su personaje. Así, tras recibir los primeros guiones, que ya dejaban entrever la relación entre James y Lafayette, el actor se negó rotundamente a interpretar a su personaje en esos términos.
Grimes hizo saber a los responsables de la ficción de HBO que estaría dispuesto a seguir con el papel si Lafayette se siente atraído por él, pero no si la atracción era mutua. También se negó a rodar ninguna escena de sexo o besos entre personas del mismo sexo.
Los escritores no estaban dispuestos a cambiar los guiones ante su negativa, así que buscaron un sustituto y lo encontraron en Nathan Parsons, cuyo personaje ya se acercó al de Lafayette en el primer capítulo de la séptima temporada.
Pero el representante del actor, Craig Schneider, insiste en que la salida del actor de True blood fue una cuestión de agenda. "Lucas siempre ha tenido una cláusula que le permite salir de la serie si le llegaban otras ofertas interesantes", señala vía mail a BuzzFeed.
Así el representante recuerda que pronto se verá a Grimes en películas tan potentes como 50 sombras de Grey, donde da vida al hermano del protagonista, o American Sniper, la nueva película de Clint Eastwood protagonizada por Bradley Cooper. "No tenía nada que ver con los guiones, él no sabía nada", sentenció.