Pablo Iglesias quiere ser Tyrion Lannister

Montaje Iglesias y Lannistermediaset.es

.

Pablo Iglesias y Tania Sánchez han vuelto a coincidir, aunque no físicamente, sino en una entrevista en el programa de radio Carne cruda, donde hablaron  de una pasión común: Juego de tronos. Ambos han participado junto otros autores -coordinados por el líder de Podemos- en el libro Ganar o morir. Lecciones políticas en Juego de tronos. Y según augura el secretario general de Podemos: "Winter is coming para Rajoy "
"Juego de tronos es un manual de estrategia política, cada uno de los capítulos y tramas es una lección", afirmó Sánchez. Una visión que comparte el líder de Podemos, que además asegura que sus tramas conectan "con el pesimismo actual". "En muchos aspectos hay similitudes con la realidad. En Juego de tronos hay una crisis de régimen similar a la que hay hoy día en España", señaló Iglesias, que coincidió con su expareja en el programa de radio, aunque por teléfono ambos.
Interrogado sobre si el personaje de Daenerys Targaryen (Emilia Clarke, con que que recientemente se identificaba Tania Sánchez), hija de un rey derrocado que intenta recuperar el trono de Poniente, proviene de la casta, Iglesias afirma que Khaleesi "es la demostración de que cuando legitimidad y poder coinciden y cuando hay un proyecto político se puede desafiar el orden establecido".
"No basta con un proyecto moral, hay que acompañarlo de instrumentos de poder. En este caso los tres dragones construyen un proyecto político que desafía el orden. Es una inspiración", señala Iglesias, que en todo caso confiesa que hay otro personaje por el que tiene debilidad: Tyrion Lannister.
Libro 'Ganar o morir'
Durante la entrevista, además de destacar los paralelismos de la serie con el momento que vive la política en la actualidad, Tania Sánchez y Pablo Iglesias se lanzaron a adjudicar personajes de Juego de tronos a personalidades de la viva pública española. Así, el de Jofrey Lannister, a petición de Sánchez fue para Iñigo Errejón; Ned Stark, Alberto Garzón; Stannis Baratheon, el presidente Mariano Rajoy; Cersei Lannister, Cristina Cifuentes; y Tyrion Lannister para el propio Iglesias.
"Me gustaría ser yo. Es una mezcla entre humanismo, valentía, conciencia de clase, responsabilidad de Estado...", afirma Pablo Iglesias, que durante la entrevista destaca que "hay diferentes sectores, diferentes familias que en nuestro país están jugando al Juego de tronos. Basta abrir los periódicos por la mañana (...) por eso nosotros hablamos de patear el tablero". "La política es una relación dinámica en la que todos los actores compiten y todas las estocadas duelen y obligan a replantear estrategias", señala Iglesias.
En cuanto al futuro, visto desde la perspectiva de la serie, Sánchez alerta de que, "de no haber correcciones políticas que se vayan imponiendo, el sistema económico tiene posibilidades de volver a unos repartos de la riqueza muy similares a términos feudales". "En una sociedad donde el poder está en manos de los rentistas, las condiciones de vida de trabajadores van a ser profundamente dramáticas. Es urgente que haya una integración política sobre un modelo absolutamente descontrolado", apunta Sánchez.
Durante la entrevista, el secretario general de Podemos también afirma que "las conspiraciones son las armas de los débiles". "Los fuertes no necesitan conspirar. Solo los débiles que no tienen otras armas. Los fuertes tienen ejército y poder económico", dice Iglesias, que asegura que "los fuertes tienen menos necesidad de conspirar".
Para terminar, Iglesias afirmó que Ganar o morir, título del libro, es la mejor frase para expresar cómo funciona política. "Bajo determinadas condiciones ganas o mueres. Eso es lo que ocurre en Juego de tronos y es lo que ocurre a veces en política", afirma el líder de Podemos.
En este sentido Sánchez afirma que "estamos en un momento en que la gente está dispuesta a avanzar más para conseguir romper una dinámica que conduce a la muerte social". "La traducción Ganar o morir en la política española es ganar o PP", apostilla Pablo Iglesias, que afirma que a pesar de que "tenemos una primavera preciosa, al Gobierno de Rajoy le está llegando el invierno. "Winter is coming para el Gobierno de Rajoy", sentencia.