El extronista Cristian Toro se cuelga el oro en los JJOO de Río

Cristiano Toro y Craviottomediaset.es

.

Los piragüistas españoles Saúl Craviotto y Cristian Toro se han proclamado campeones olímpicos de K-2 200 en los Juegos Olímpicos de Río, después de remontar e imponerse con solvencia en la final disputada el jueves 18 de agosto en la laguna Rodrigo de Freitas.
Toro, extronista del programa Mujeres y hombres y viceversa (Telecinco), ha asegurado que haber competido junto al catalán, "el mejor kayakista" que ha dado España, ya era "un sueño", por lo que haber conseguido medalla junto a él es algo que le cuesta "asimilar".
"Independientemente del resultado de hoy, el hecho de estar en un barco con Saúl Craviotto, que es el mejor kayakista que ha dado nuestro país, ya era un sueño para mí. Si es con una medalla, más todavía. No puedo asimilarlo", señaló en declaraciones a RTVE a la conclusión de la prueba.
El palista gallego, actual pareja de la periodista y colaboradora de Zapeando (La Sexta) Irene Junquera, se mostró emocionado con el éxito cosechado. "Todavía no me lo puedo creer. Me acabo de bajar de la piragua y no sé el alcance que puede tener", indicó, antes de apuntar que aspiran a más. "Esperemos cosechar más éxitos", concluyó.
Por su parte, su compañero Craviotto se ha convertido en el segundo palista más laureado del olimpismo español, al conquistar su tercera presea, tras el oro en K-2 500 conseguido junto a Carlos Pérez Rial Perucho en Pekín 2008 y la plata en K-1 200 en Londres.
Con tres medallas cuenta también Herminio Menéndez y sólo le supera el gallego David Cal, con cinco, aunque el ilerdense es el único que cuenta con dos oros.
La Casa Real se ha unido a la celebración felicitando a los medallistas olímpicos de K-2 200. "Lucha constante y compañerismo recompensan. Enhorabuena a Saúl Craviotto y Cristian Toro", escribió la Casa Real en un mensaje en Twitter.
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, también ha felicitado a Craviotto y a Cristian Toro por la medalla de oro y cree que este nuevo éxito "contribuirá" al impulso del piragüismo en España.
En un telegrama al presidente de la Federación Española de Piragüismo, Juan José Román Mangas, Rajoy destaca que "han firmado una competición ejemplar, que han cerrado en una espectacular final".
La pareja galaico-catalana fue de menos a más, situándose tercera en la primera mitad de la prueba y tomando la cabeza a menos de cien metros de la línea de meta, para imponerse con un tiempo de 32.075. Así, toman el cetro que hace cuatro años fue para los rusos Yuri Postrigai y Alexandr Diachenko, después de que Craviotto y Perucho no consiguieran la clasificación para la cita olímpica.
La plata fue para los británicos Liam Heath y Jon Schofield (32.368), mientras que el dúo lituano formado por Aurimas Lankas y Edvinas Ramanauskas, la otra pareja que había logrado el pase directo a la final, se colgó el bronce (32.382).
Además, al ilerdense todavía le resta su participación en la modalidad de K-1 200, que comenzará el viernes 19 de agosto (14.00 hora peninsular), donde tratará de igualar o mejorar la plata conseguida hace cuatro años en Londres.